.

#MisRizosSíQueLucen el hastag estéticamente empoderante de Instagram

#MisRizosSíMeLucen es una iniciativa de Instagram que muestra el antes liso y el después afro del cabello. De este modo, se hace más evidente que la belleza no consiste en parecerse a un determinado grupo ajeno al propio y que participar de esa construcción social fomenta una forma de opresión más.
 
Edna Liliana participa en #MisRizosSíMeLucen

Las poblaciones Afro sufrimos sin duda una infiltración agresiva de la estética eurocéntrica, es evidente que ello forma parte de una escala de valores que se origina con la posición hegemónica de la persona blanca y que en la actualidad beneficia y fomenta el mantenimiento de esa posición. El fomento del color de la piel claro, no sólo entre las poblaciones de la diáspora sino en la propia África y también en Asia está causando estragos en un alto número de personas que arriesgan su salud con las sobradamente conocidas y muy nocivas cremas blanqueadoras. Ya sabemos que cuando se acepta la negritud en los Mass Media, suele ser aquella que más se acerca a ese modelo blanco. Infinidad de artistas como Beyoncé han fomentado el aclaramiento de la piel, el alisado del cabello, el uso de peligrosas lentillas y las operaciones de cirugía estética. Por ello son importantes los ejemplos de contradiscurso como el de la reportera Edna Liliana Valencia que enfrentaa valientemente los cánones establecidos en la televisión colombiana.



Las dictaduras de la piel clara, el cabello liso, preferentemente rubio, la nariz estrecha, los ojos azules o verdes, vienen lanzando el mensaje de que sólo se puede ser hermosa o hermoso acercándose al modelo blanco. El libro de Rijolé (Desireé) Bela, Ser mujer negra en España, nos muestra el sufrimiento moral, psicológico y físico que causa el constante alisado del cabello afro, fomentado por el canon estético eurocéntrico. La cuestión es que estética y poder están relacionadas y lamentablemente muchas personas optan por la auto-negación cegados por la admiración hacia los modelos que consideran más exitosos, interpretando de ese modo que serán mejor aceptadas y valoradas. Somos conscientes de que lamentablemente en no pocos casos, el racismo hace que la estética africana llegue a convertirse en una barrera laboral y social importante y ello se ve reflejado en un cada vez mayor número de pleitos con empresas e instituciones "educativas" que se sucenden en los últimos tiempos desde Sudáfrica hasta Brasil.



Afortunadamente, y a pesar de la presión del entorno, cada vez son más las mujeres y hombres Afro que abrazan nuestra natural estética y una sana relación con nuestros cuerpos con gestos, actitudes y acciones que son adecuadamente calificadas como activismo estético. En esa línea las redes sociales se han convertido en un excelente vector para exponer que la mayor parte de la humanidad no es ni blanca ni rubia y que hay mil concepciones de belleza todas ellas válidas. Incluso, venimos observando que, a raíz de lo anterior, en los últimos tiempos este empoderamiento estético es recogido por cada vez un mayor número de campañas publicitarias.

#MisRizosSíMeLucen, va más allá de la exposición de la estética Afro en toda su diversidad, muestra el resultado de la transición que acompaña al proceso de empoderamiento estético. Ese proceso de transición es una liberación de cánones estéticos ajenos y por tanto un acercamiento positivo hacia la propia corporalidad. A medida que las personas africanas y de ascendencia africana, somos conscientes del sistema de opresión en todas sus facetas, nuestro crecimiento personal se traduce en nuestra estética, por ello el hastag se convirte en un verdadero testimonio de empoderamiento.
Share:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.

Relacionado