Tropas senegalesas estarían listas para intervenir en Gambia

Por: Antumi Toasijé
Historiador, Director de Africanidad.com

Las elecciones presidenciales del pasado 1 de diciembre en Gambia han tomado un nuevo giro ante la voluntad de Yahya Jammeh de repetir las elecciones. Frente a esta contingencia el jefe de la diplomacia senegalesa Mankeur Ndiaye ha afirmado que "Senegal exige que el presidente saliente respete incondicionalmente la opción democrática expresada libremente por el pueblo gambiano, que organice la transición pacífica del poder y asegure la seguridad y la integridad física del nuevo presidente electo".

Según varias informaciones al menos 100 comandos senegaleses estarían actualmente apostados en la frontera con Gambia listos para intervenir.

Paracaidista del ejército senegalés saltando sobre Dakar desde un avión norteamericano. 

La declaraciones de Ndiaye, al constatar que Yahya, que en un principio había aceptado los resultados electorales, decide ahora rechazarlos reflejan un profundo malestar entre Dakar y Banjul. Pero también un podrían interpretarse como un fracaso de la diplomacia senegalesa que siendo el principal socio y el único país fronterizo de Gambia no ha sabido jugar un papel mediador para solucionar la tensión entre el presidente saliente Yahya Jammeh y el ganador de las elecciones Adama Barrow para lograr una transición pacífica. 

Los dos contendientes en las pasadas elecciones, Yahya Jammeh (izquierda) y Adama Barrow. Foto: Politicsng.com

Teniendo en cuenta el importante número de ciudadanos senegaleses que viven en Gambia algunos ciudadanos acusan a su país, Senegal de no haber previsto lo que podía pasar y poner medidas diplomáticas o estratégicas para evitar que se llegue a la presente situación. Hay voces que reclaman la intervención del ejército de Senegal, que en una acción rápida podría detener a Yahya Jammeh.

Existen precedentes como la exitosa operación contra Kukoi Samba Sanyang quien intentó perpetrar un golpe de Estado en 1981 para derrocar al presidente Kairabe Diawary. En aquel entonces, la rápida intervención del ejército senegalés, se saldó con la huida de Sanyang a Libia.

Sin embargo en la actualidad Gambia cuenta con un ejército que podría plantear problemas al ejército senegalés, teniendo en cuenta que Yahya Jammeh todavía es presidente. Por otra parte, desde el punto de vista de derecho internacional africano dicha intervención sólo podría realizarse para salvaguardar la vida de los ciudadanos senegaleses que pudiera estar en peligro y siempre bajo el paraguas de la ECOWAS o de la Unión Africana.

Jammeh, por su parte, ha declarado que existen evidencias de fraude y ha afirmado que ordenará la repetición de las elecciones. Sabemos que no es imposible para una potencia extranjera manipular elecciones, algo que ya hizo Francia en 2010 en Costa de Marfil para provocar la caída de Laurent Gbagbó y colocar a su protegido Alassane Ouattara, amigo personal de Nicolas Sarkozy.

Desde el punto de vista panafricanista, no cabe duda que los problemas africanos deben resolverse entre africanos, y existen serias dudas sobre lo sucedido con las elecciones en Gambia. Sobre todo la influencia que en la derrota electoral de Yahya Yammeh han podido tener tenido sus declaraciones invitando a los países africanos, tras hacer lo propio, al salirse Gambia del sistema neocolonial anti-africano de la Corte Penal internacional. Máxime cuando una de las primeras declaraciones del opositor Adama Barrow tras conocerse los resultados electorales que le proclamaban como presidente es que Gambia permanecerá en el TPI, el Tribunal Penal Internacional.

Marines estadounidenses entrenando a tropas senegalesas. Fuente: Flickr

Senegal es un país que ha recibido asistencia militar táctica continuada por parte de países como EEUU, Francia y España, lo cual es bastante normal en todo el mundo pero que arroja ciertas dudas. Siendo Yahmmeh un líder autoritario con abusos a sus espaldas, no es menos cierto que este tipo de ocasiones han sido aprovechadas por los poderes occidentales para avanzar sus propias agendas ocultas en África.

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.