Angola: El cambio está en marcha


Después de casi 32 años de estar gobernado por un presidente, puede que el cambio finalmente este en camino en Angola, país rico en petróleo, donde las protestas en contra del gobierno han irritado a la élite gobernante.

Puede que las protestas hayan sido pequeñas en número y tamaño. Pero el mero hecho de que estén sucediendo, en un país donde voces críticas están reprimidas vigorosamente, está siendo interpretando como un indicador significativo.

Es poco probable que tenga lugar un levantamiento al estilo primavera-árabe, ya que la mayoría de los angoleños todavía están marcados por la guerra civil que duró 27 años y se terminó en 2002. Pero hay un creciente descontento entre la gente corriente, que siente que no han recibido su parte del dividendo de paz del país.

A pesar de la base de riqueza en recursos naturales que tiene Angola y su estatus como la economía que más rápido ha crecido en el mundo en la última década, mucha gente vive en la pobreza desesperada, sin acceso al agua ni la electricidad, mientras que la educación y servicios de salud son pésimos.

José Eduardo Dos Santos flanqueado por Muamar el Gadafi y Hosni Mubarak
Cada vez más, el enfado está dirigido al presidente José Eduardo Dos Santos y su adinerado círculo de parientes y asesores, algunos de los cuales han sido acusados de robar al estado mediante negocios corruptos.

La semana pasada la revista Forbes nombró a la hija mayor de Dos Santos, Isabel, cómo la novena mujer más rica de África, gracias a su cartera de acciones de inversión en el sector bancario y de telecomunicaciones en Angola y Portugal.

La empresaria Isabel Dos Santos hija de Eduardo Dos Santos
Aunque ha anunciado formalmente que el país tendrá elecciones al final del año que viene, Dos Santos todavía no ha confirmado si el va a presentarse otra vez.

Esto ha hecho crecer los rumores sobre la sucesión y, por primera vez, la gente está empezando a pensar abiertamente en una Angola sin él a la cabeza.

“En Luanda y en círculos políticos se están promocionando otros nombres, lo cual es un indicador muy fuerte de que el tema está siendo sometido a una gran competición”, dijo Pedro Seabra, un investigador del Instituto Portugués de Relaciones Internacionales y Seguridad, en Lisboa.

“Angola ya no es la misma. Hace dos años no se podía imaginar a gente saliendo a las calles con pósteres reclamando el fin del presidente, pero ahora esto está comenzando a pasar.

“Para algunos, Dos Santos está empezando a ser un lastre para el partido porque ha estado en el poder durante tanto tiempo.”

Críticos destacan que el presidente de 68 años, segundo, después de Muammar Gaddafi líder africano que más tiempo ha estado en el poder, nunca ha sido elegido. Esto está avivando el descontento, particularmente entre la gente joven, muchos de ellos están retornando a Angola para trabajar, tras haber estudiado en Europa y los Estados Unidos.

El hijo de un albañil educado en la Unión Soviética, Dos Santos fue nombrado presidente en 1979 después de la muerte del ícono de la liberación, Agostinho Neto. Se enfrentó a sus primeras elecciones en 1992, pero nunca concluyeron porque estalló de nuevo la guerra civil.

En 2008 hubo unas elecciones parlamentarias, pero las elecciones presidenciales, que se esperaba que tuvieran lugar en 2009, fueron pospuestas, y al año siguiente se modificó la constitución para abolir las votaciones directas presidenciales.

Bajo la nueva carta magna, que también centraliza más poder en la presidencia, el jefe del estado es la persona que encabeza la lista del partido que gana más votos.

Habiendo obtenido el 82% de los votos en 2008, no es muy probable que en las elecciones de 2012 el MPLA de Dos Santos vaya a perder frente a su rival de la guerra civil sin buena financiación y desorganizado, Unita, pero el partido en el gobierno, antes marxista, no está aprovechando ninguna oportunidad.

Claramente nervioso por la creciente corriente de queja popular, Dos Santos dio un emotivo discurso ante el comité central del MPLA el mes pasado, en el que interpretó el refrán angoleño de confusao, y acusó a fuerzas extranjeras de inmiscuirse en los asuntos de Angola.

“Estos días hay cierto nivel de confusión en África y alguna gente está intentando traer esa confusión a Angola”, dijo. “Necesitamos mantenernos atentos y desenmascarar a los oportunistas, ellos que prosperan gracias a las intrigas y los impostores que quieren engañar a aquellos que no saben la verdad”.
En el mismo discurso Dos Santos dijo que la pobreza fue creado por los poderes coloniales, no por el MPLA, y negó los rumores que circulan por Internet, sobre que tiene 20.000 millones de dólares escondidos en cuentas de bancos extranjeros—un rechazo que muchos dicen que destaca su aumentada sensibilidad. Según Seabra “Estamos viendo a un Dos Santos de repente más preocupado por su legado y como será recordado en casa y en el continente”.

Claramente sensible por cómo las redes sociales están sido utilizados para expandir ideas antigubernamentales y organizar actos de protesta, el gobierno, que ya controla los medios tradicionales, ha propuesto nuevos restricciones legales para el Internet.

La legislación ilegalizará “la diseminación de información con el objetivo de dañar la integridad nacional o independencia, de destruir, alterar o subvertir las instituciones del estado a través del uso de los sistemas de información”.

También permitiría que las autoridades puedan “interceptar o bloquear comunicaciones, retener datos e ilegalizar el uso de grabaciones, video y fotografía sin autorización, aunque el material haya sido producido legalmente.”

Elias Isaac, el director de la oficina angoleña de la Iniciativa de Sociedad Abierta para el África Austral, que ha liderado la oposición de la sociedad civil a la propuesta de ley, dice que la legislación es “totalitaria” y una prueba de que Angola “solo finge ser una democracia”.

Isaac cree que el cambio está llegando a Angola, aunque reconociendo que no ocurrirá de la noche a la mañana.

“La gente está empezando a hablar más abiertamente sobre la situación en el país y muchos son jóvenes, los hijos de los miembros del partido y la élite, aquellos que han sido educados en el extranjero y han visto otras maneras de gobernar,” explica.

“Quizás tarde más de dos años, pero van a pasar cosas. Es como el pan, solo hace falta un poco de levadura y las cosas empiezan a crecer,” dice.

Algunos sugieren que Dos Santos será el candidato principal de la lista del MPLA para las elección de 2012 y que será elegido presidente, solo para luego dimitir poco después.

El periodista angoleño y activista anticorrupción Rafael Marques no está tan seguro. Dice: “Dos Santos no puede dimitir simplemente. Mira a Hosni Mubarak y lo que le está pasando a su familia en Egipto”.

Marques dice que Dos Santos solo dejará el poder si el MPLA se desmorona, ya que no hay otros grupos políticos en Angola con la capacidad para confrontar al MPLA en una elección o en las calles.

La hija de Dos Santos logra buenos acuerdos para sí misma

Empezó su imperio empresarial con una compañía de recoger basura en Luanda, pero algunos opinan que no es la única cosa que puede ser considerada un poco sucia, sobre la fortuna estimada en 2.000 millones de euros de Isabel Dos Santos.

La hija mayor del presidente de Angola, José Eduardo Dos Santos, Isabel de 38 años, es una de las mujeres más ricas y poderosas en África, gracias a una cartera de inversiones internacionales en el sector bancario, la energía, las telecomunicaciones, la agricultura, diamantes, juego, medios de comunicación, e intereses del comercio.

A través de varias compañías y asociaciones tiene intereses directos e indirectos en varios líderes del mercado en Portugal, Angola y Mozambique.

Estos incluyen la compañía más grande de Portugal de servicios de televisión por cable, ZON, que ahora se está expandiendo en Mozambique y Angola; el banco más grande de Portugal, Banco Portugues de Investimento, y la compañía energética portuguesa, Galp Energia.

En Angola es accionista de Unitel, uno de los dos operadores de telefonía móvil, y también es dueña de varios casinos en asociación con el multimillonario de Macau, Stanley Ho. También tiene intereses en Besa, la compañía subsidiaria de Banco Espírito Santo de Portugal, así como intereses en la compañía de cemento Nova Cimangola.

El mes pasado se informó de que había hecho un acuerdo con el grupo portugués de venta minorista Sonae para abrir una red de supermercados Continente en Angola.

Hay sugerencias de que esto supondrá comprar la cadena estatal que está perdiendo dinero, NossoSuper, y usar sus 27 locales de venta ya existentes para lanzar la marca portuguesa por todo el país.

Nacida en 1973, hija de la primera esposa de Dos Santos en Bakú, Azerbaiyán, dónde el presidente estaba estudiando entonces, Isabel fue educada en el Reino Unido, se graduó en ingeniera eléctrica y gestión empresarial.

En 2003 se casó con coleccionista de arte congoleño Sindika Dokolo, el hijo del millonario de Kinshasa, Sanu Dokolo, quién fundó el Banco de Kinshasha. La pareja, que tiene varios hijos, divide su tiempo entre Luanda, Londres- dónde vive ahora su madre- y Lisboa, pero también visitan con frecuencia Johannesburgo, dónde Dokolo tiene familia.

Llamada “la princesa” por algunos en Luanda, se dice que Isabel odia que se intente conectar su éxito empresarial con su padre. Pero sus conexiones no le han molestado a la hora de ayudarla a conseguir acuerdos lucrativos.

La poca gente que la ha conocido personalmente la describen como “extremadamente dinámica” y “muy profesional”.

Se dice de ella que es muy tímida, Isabel evita ser el centro de atención y nunca concede entrevistas.

Varios de sus hermanos más pequeños, de diferentes madres, tampoco son desconocidos en el mundo de los negocios.

Su hermana, Welwitchia Dos Santos Pêgo, conocida como Tchizé, dirige un canal de televisión en Angola y es la presidenta del club de fútbol de Luanda, la Benfica. José Paulino Dos Santos (Zedú junior) es productor de música y eventos que gestiona Semba Comunicaçoes, con sede en Luanda, mientras José Filomeno Dos Santos (Zenú) tiene intereses inmobiliarios, aunque está siendo cada vez más vinculado a un futuro en la política, posiblemente como sucesor a su padre como presidente.

Escrito por: Louise Redvers

Mail & Guardian, Suráfrica, 20 de mayo de 2011.

Traducido por: Matthew Rizzo, estudiante de Business Management & Spanish en Florida State University, de prácticas en España.


Siguiente
« Anterior
Anterior
Siguiente »
0 Comentarios

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.