El PDG pretende adueñarse de la Casa de la Cultura de Rebola

Hace un año que la Casa de la Cultura de Rebola en Bioko, Guinea Ecuatorial, sufría un atentado cultural, anticonstitucional y antidemocrático de manos del PDGE (Partido Democrático de Guinea Ecuatorial). El centro cultural fue cerrado manu militari el 25 de agosto de 2015, en una intervención violenta con empleo de gases lacrimógenos. El motivo aducido para el cierre fue la edición de un CD de Hip Hop con letras en bubi que fueron calificadas como "anticonstitucionales" por las autoridades, simplemente por calificar de "forasteros" "A bakere" a quienes oprimen al pueblo bubi.

El genocidio cultural llevado a cabo con el silenciamiento de la Casa de Cultura de Rebola, condujo a otros episodios como fue el nombramiento, de una nueva junta directiva, con todas intenciones políticas por parte del PDGE, de control y opresión al pueblo de Rebola,  con la propuesta del "hermano militante" Alfonso Biahute Chebá, como nuevo director. La nueva junta, es contraria los estatutos de la CCR, porque recordemos que los estatutos de la CCR, dicen:

El Artículo primero de los Estatutos califica a la Casa de la Cultura de Rebola como “institución de carácter cultural, autónoma, a-confesional y apolítica, sin fines de lucro” y se dice de ella: “Su duración es ilimitada. Se rige por sus Estatutos y otras disposiciones que adopten sus órganos de dirección”. El Artículo 6 dice que: “el Consejo Cultural es el órgano supremo de la Casa de la Cultura”. En el Artículo 8 se enumeran los componentes de ese Consejo: un representante del Ayuntamiento, otro del Consejo de Ancianos, otro del Colegio Público, uno de cada Comunidad de Vecinos,  uno de cada Consejo de Poblado y uno más de la Asociación de Estudiantes de Rebola (ADER). El Artículo 9 incluye la relación de los nueve miembros vitalicios del  Consejo y en el Artículo 10 se dice: “El Consejo Cultural, para la gestión y administración eficaz de su cometido, designará por consenso o elegirá por mayoría absoluta de sus miembros a un presidente, un vicepresidente, un secretario de actas y dos vocales”.

Partiendo de los estatutos arriba citados, todo paso que pueda dar el PDGE, con respecto a la casa de cultura de Rebola tiene carácter antidemocráticos, porque atentan contra las buenas prácticas  llevadas acabo en la CCR.
Como bien sabíamos todas y todos, hasta la fecha la Casa de Cultura de Rebola sigue cerrada. Según fuentes que nos llegan desde Rebola, mañana viernes 7 de octubre de 2016, tras muchos meses de rumores, se culminará con el plan de silenciamiento iniciado en la casa de cultura de Rebola el pasado 25 de agosto de 2015.

Alfonso Biahute Cheba futuro Director de la Casa de Cultura de Rebola impuesto por el régimen
...
Si no hay muchas sorpresas, todo indica que Alfonso Biahute Cheba, será el nuevo director de la Casa de Cultura de Rebola. Hemos podido conocer de fuentes cercanas el discurso de reapetura del  futuro director "hermano militante" del PDGE, discurso que supuestamente ya llevaba preparado desde cuando circuló el primer rumor de reapetura  y  entrega de llaves.

El discurso puede descargarse aquí.

La nueva junta directiva nace sin hoja de ruta, sin ninguna propuesta cultural. Su idea es convertir en la CCR en un espacio de diversión y perversión para los "militantes de PDGE" y no para la pluralidad del pueblo de Rebola. Sus objetivos entendemos que no son más que el control, el acoso y atropello a los jóvenes de Rebola y sus derechos.

La Casa de Cultura de Rebola, centro de la actividad cultural del pueblo

También ha llegado a nuestro conocimiento un posible cambio del nombre de la Casa de Cultura de Rebola, y posible modificación de sus estatutos. En el acto de mañana, 7 de octubre, se espera la presencia del Ministro del Interior y el Ministro de Minas e Hidrocarburos en un alarde de poder gubernamental, a estos hay que sumar a todos los "hermanos militantes" de Rebola.
A la Junta directiva anterior, que tantas actividades de gran valor organizó, no se les ha comunicado de manera formal de la reapertura. No se espera ni estaría bien vista su presencia en el acto "No quieren ver ni en pintura a la anterior junta directiva", nos comentan desde Rebola.

Esta operación es el remate final al proyecto cultural de Rebola; la demostración del odio, del PDGE a los procedimientos democráticos que surgen de la sociedad guineoecuatoriana. Obiang y sus seguidores escenifican otro acto más, puramente dictatorial. Así es la dictadura de Teodoro Obiang Nguema Mbasogo y de sus “hermanos militantes”, no soporta ni siquiera la cultura.

Por: Kalou Kalou Mandela