EE.UU. controla la “sociedad civil” a lo largo y ancho de África

Por: Tafataona Mahoso
Information Clearing House


Las “grandes democracias” de Occidente han sido los más constantes y persistentes enemigos de los africanos: durante la esclavitud, durante la disputa por África después de la Conferencia de Berlín, durante el colonialismo, durante el apartheid y ahora durante el actual esfuerzo de recolonización de África, el cual estamos viendo en Libia y Costa de Marfil y en las actuales sanciones ilegales impuestas a Zimbabue.

- Los estadounidenses, los británicos y sus aliados europeos han desalentado e incluso declarado ilegales como peligrosas para sus propias poblaciones las mismas cualidades y hábitos que buscan imponer, promover, financiar y por lo demás premiar entre nuestros niños y dentro de nuestras sociedades en África.

- “Tendemos a mirar a los (que pensamos que son) expertos, cultos, perfectamente entrenados y generosamente provistos de recursos periodistas occidentales en busca de liderazgo. Cuando éstos desechan el liderazgo africano con unos cuantos gastados clichés, nosotros los imitamos. Haciendo eso reducimos nuestra propia política, economía y situación en la historia a una jerga juvenil de tabloide (occidental).”

- Funcionando de forma paralela a la red o superestructura de la “sociedad civil” está la serie de programas de cooperación militar y de inteligencia que el AFRICOM se supone que va a consolidar. Cuando AFRICOM esté listo, el proceso de recolonización habrá sido completado.

17 de julio, 2011 “Bulawayo24” – Los pensadores panafricanos puede que deseen hacerse esta pregunta: “Si Sudáfrica estuviera en guerra con Canadá y en el proceso de bombardear las ciudades canadienses hasta devolverlas a la Edad de Piedra, ¿permitiría el Presidente Barack Obama a la Sra. Zuma (la esposa del Presidente sudafricano) ir a tomar el té y hablar de caridad con Bill Clinton o Jimmy Carter (antiguos presidentes de EEUU) en Washington DC?”

Para cualquiera que conozca lo que los estadounidenses llaman el “credo americano” o la Doctrina Monroe (que se convirtió en la Doctrina Reagan en los 80), tanto los ciudadanos de EEUU como sus políticos jamás permitirían tal afrenta. La primera dama de un país en guerra con Canadá jamás sería bienvenida para tomar el té con un antiguo presidente de EEUU en Washington DC mientras que el bombardeo estaba teniendo lugar.

Por lo tanto, ¿cómo fue que hace dos semanas, mientras que EEUU y la OTAN estaban bombardeando Libia y ridiculizando las resoluciones de la Unión Africana sobre la misma guerra, Barack Obama tuvo la temeridad de enviar a su esposa a Sudáfrica y ésta esperaba reunirse con ambos, el Presidente y la Primera Dama, y se sintió desairada cuando fue recibida por la esposa del Presidente Jacob Zuma y por el antiguo Presidente de Sudáfrica Nelson Mandela?

Instruidos sobre asuntos de gobierno por nuestros enemigos

Los lectores no deberían malinterpretarme. El problema no está en los estadounidenses o en la OTAN como tales.

El problema están en nosotros los africanos y en como hemos permitido que nos den lecciones sobre asuntos de gobierno personas que son nuestros enemigos declarados y organizaciones e individuos que están financiados y dirigidos por nuestros enemigos declarados.

Bueno, ¿cómo respondieron los africanos cuando Michelle Obama fue recibida por la tercera esposa del Presidente Zuma y se le permitió reunirse con Nelson Mandela?

Demasiados africanos sintieron que fue África (y Sudáfrica en particular) quien había desairado e insultado a EEUU. Demasiados artículos en Sudáfrica y en nuestra región incluso se quejaron de parte de los mismos imperialistas que bombardean Libia y recolonizan Costa de Marfil.
Bien, esta buena disposición para disculparnos en contra de nuestra propia dignidad e intereses, mientras defendemos la arrogancia del enemigo, no es algo natural. Ha sido cultivada durante varios siglos.

En 1957 un ciudadano de EEUU llamado Russell Kirk publicó un libro llamado The American Cause (La causa americana) en respuesta a como le había ido a EEUU en la Guerra de Corea y a como el resto de la sociedad de EEUU había respondido a la guerra.

El libro identificaba debilidades tanto generales como específicas entre los soldados de EEUU y los ciudadanos de EEUU en la confrontación con sus “enemigos” que eran identificados como los “comunistas” chinos.

Por lo tanto, aunque la guerra se luchó contra Corea, el enemigo se identificaba como los “comunistas” chinos.

La primera debilidad general que el libro identificaba fue elaborada por John Dos Passos, quien escribió el prólogo del libro:

“Desentenderse de la historia ha sido desde hace mucho un fallo estadounidense. Cuando ese ángulo ciego se une a la ignorancia de la naturaleza especial de nuestras propias instituciones el resultado es una especie de vacío en la parte política del cerebro.

“Cualquier noción altisonante (foránea) de moda en el momento es (por lo tanto) aceptada sin cuestionarla. La víctima está preparada para ser arreada a lo largo de cualquier senda de engaño que los moldeadores de opinión elijan.”

Esta observación es de lo más interesante puesto que EEUU literalmente le dio completamente la vuelta a sus propios problemas. EEUU auspicia partidos políticos, ONGs y organizaciones religiosas para crear en las sociedades que desean desestabilizar los mismos problemas, las mismas debilidades que Russell Kirk y John Dos Passos identificaron y buscaron superar entre sus propias fuerzas de seguridad y en sus propias sociedades.

Casi todos los partidos políticos y ONGs auspiciados en Zimbabue por EEUU, Gran Bretaña, la Unión Europea, Australia, Canadá, y Nueva Zelanda están comprometidos con actividades y enseñanzas que buscan borrar o confundir la lucha de los africanos por la libertad, la independencia, la autodeterminación y la autonomía.

Toda la doctrina de derechos humanos y democracia está diseñada de tal manera que haga sentir y creer a los africanos que son meros receptores agradecidos de la libertad y los derechos humanos concebidos, programados, enseñados y financiados por Occidente.

Nuestra historia, peligrosa para los imperialistas

¿Por qué es nuestra historia peligrosa para los rhodies*, los británicos, EEUU y la Unión Europea ?
Esa historia define al enemigo perenne de África y los africanos.

Las “grandes democracias” de Occidente han sido los más constantes y persistentes enemigos de los africanos: durante la esclavitud, durante la pelea por África después de la Conferencia de Berlín, durante el colonialismo, durante el apartheid y ahora durante el actual esfuerzo de recolonización de África, el cual estamos viendo en Libia y Costa de Marfil y en las actuales sanciones ilegales contra Zimbabue.

Los siguientes libros, por ejemplo, revelan la verdad sobre que las democracias occidentales han sido los más constantes y persistentes enemigos de los africanos:

Race and the construction of the disposable other (Raza y la construcción del otro prescindible), del Profesor Bernard Magubane; The United States and the war againts Zimbabwe, 1965-1980 (Los Estados Unidos y la guerra contra Zimbabue, 1965-1980), del Profesor Gerald Horne; Automating Apartheid: US Computer Exports to South Africa and the Arms Embargo(Automatizar el Apartheid: exportaciones de ordenadores de EEUU a Sudáfrica y el embargo de armas), del American Friends Service Committee (Comité de Servicios de los Amigos Americanos); Apartheid Terrorism (Terrorismo del Apartheid), de Phycis Johnson y David Martin; Destructive Engagement (Implicación destructiva), de David Martin y Phycis Johnson; yRed Rubber (Caucho rojo), de E. D. Morel.

Estos libros representan una muestra minúscula de la evidencia que presenta a los gobiernos occidentales blancos como enemigos de los africanos.

¿Pero cuales son esos valores y cualidades que los gobiernos occidentales desprecian si son exhibidos por sus propios ciudadanos pero que esos mismos gobiernos enseñan, promueven, auspician y financian entre los africanos a través de partidos políticos esponsorizados, ONGs esponsorizadas, iglesias esponsorizadas y otras agencias?

Según The American Cause, las siguientes son las cualidades y características que el gobierno de EEUU debería haber desalentado especialmente entre aquellos ciudadanos que entraron en las fuerzas de defensa y seguridad para proteger los “intereses de EEUU”:

-Lealtades poco sólidas hacia la familia y la comunidad;
-Lealtades poco sólidas hacia el país, la religión y los colegas;
-Un concepto vago del bien y del mal;
-El oportunismo; y
-El menosprecio o subestimación del propio valor de uno, etc.

Kirk citó un informe de inteligencia militar chino sobre la Guerra de Corea el cual decía “…incluso entre los titulados universitarios de EEUU” había poco conocimiento o entendimiento “de la historia política o filosofía estadounidense…”

El titulado universitario “es extremadamente estrecho de miras y provinciano, con muy poca o ninguna idea de los problemas y objetivos de los que describe desdeñosamente como extranjeros y sus países”.

Sobre todo, Russel Kirk sentía que la generación de finales de los 50 en EEUU se había alejado de lo que él consideraba era lo mejor del “pragmatismo” estadounidense, con ello se refería a la habilidad de integrar conceptos abstractos con aplicaciones prácticas y soluciones en situaciones de la vida real. Kirk quería evitar criar una generación que podría fácilmente perderse en el mundo y perecer:

“En los campos de prisioneros (de la guerra en Corea), nuestros hombres morían por miles – no por maltrato físico, excepto en unos pocos casos, sino principalmente de desesperación, desconcierto y falta de fe.”

Entonces se volvía a lo que él consideraba eran las mejores características de los fundadores de su país que quería que se adaptaran a la educación y mejora de las nuevas generaciones.
“Incluso los más radicales entre los fundadores…miraban regularmente al pasado como guía….No eran filósofos de salón, persiguiendo vanamente la visión de una sociedad perfecta independiente de la experiencia humana (del día a día)…

“Sabían de filosofía política a la vez que de historia y de leyes. Habían leído, muchos de ellos, a Platón y Aristóteles, a Cicerón y a Séneca, San Agustín y Dante, Sir Edward Coke y Richard Hooker, John Locke y Edmund Burke … Pero no eran unos ratones de biblioteca… No divorciaban la teoría de la práctica. En sus propias carreras habían unido la autoridad de la costumbre social con la autoridad de grandes libros. Respetaban la sabiduría de sus ancestros.”

“Reformas democráticas” que implican reinstalar rodesianos blancos en posiciones estratégicas

Pero estas son las cualidades que Occidente y sus títeres denuncian entre nosotros diariamente. Lo que ellos han auspiciado aquí como “reformas democráticas”, implican por el contrario reinstalar rodesianos blancos en posiciones estratégicas e instituciones con el propósito de echar abajo a nuestros héroes de la liberación y nuestra identidad a la vez que revertir las ganancias de nuestra independencia.

El 24 de septiembre de 2009 la pregunta más importante que Christiane Amanpor de CNN le hizo al Presidente Mugabe fue que por qué el Presidente no había nombrado a Roy Leslie Bennett Viceministro de Agricultura como exigió el lobby rodesiano.

Y después de que el portavoz del MDC-T Nelson Chamisa describiera a Bennett como el ángel de su partido, el Primer Ministro Morgan Tsvangirai hizo una importante declaración en la que hizo la siguiente afirmación de parte del Sr. Bennett:

“El Sr. Mugabe ha faltado a su palabra (de nombrar a Bennett). Me confirmó a mí y al Viceprimer Ministro Arthur Mutambara el lunes que no tenía ninguna intención de nombrar a Roy. El asunto de Roy Bennett se ha convertido ahora en una venganza personal y parte de una agenda racista.”

Esto significa que el imperialismo anglo-estadounidense ha propuesto a un rodesiano de los suyos para volver a hacerse con la economía de Zimbabue y las formaciones políticas del MDC se han comprometido gustosamente con la causa ¡en el nombre de la reforma democrática!
Podemos añadir también que estos fundadores de Estados Unidos no confiaron en donantes u ONG financiadas por donantes como consejeros.

Lo que los estadounidenses, británicos y sus aliados europeos han desalentado e incluso declarado ilegal como peligroso para sus propias poblaciones son las mismas cualidades y hábitos que buscan imponer, promover, financiar y, por lo demás, premiar entre nuestros niños y dentro de nuestras sociedades en África.

Si uno mira a los anuncios financiados por donantes que precedieron al lanzamiento del Plan a Medio Plazo (MTP, por sus siglas en inglés) el 7 de julio de 2011, todo el asunto se ha convertido en algo todavía más alejado de las condiciones económicas de la gente e incluso más abstracto de lo que fueron nunca los Programas de Ajuste Estructural Económico impuestos por el FMI-Banco Mundial.

La jerga, los clichés y las citas jugosas están todos seleccionados de los brillantes folletos financiados por los donantes y las propuestas de proyectos cuyo propósito es esconder la realidad de la devastación de las vidas de la gente por las sanciones ilegales impuestas por gobiernos blancos. Los mismos gobiernos financian los anuncios. Como señaló el número de febrero de 1998 de African Business, los profesores africanos y creadores de opinión tienen que convertirse en originales para dejar de venderse.

“Líderes que han crecido en su tierra natal no pueden ser puestos en la misma categoría (que marionetas respaldas desde fuera). Muchos de ellos sufrieron grandes tribulaciones e hicieron grandes sacrificios por (y con) sus pueblos….Los retos a los que se enfrentaron (y continúan enfrentándose) han sido mucho más sobrecogedores que nada a lo que cualquier líder occidental tiene que enfrentarse desde la Guerra Mundial…. El tema del liderazgo africano es complejo y requiere un estudio substancial.”

Desafortunadamente la mayoría de nosotros en África, particularmente periodistas poco cualificados y mal pagados, simplemente no tenemos las herramientas analíticas para ocuparnos de los temas de liderazgo.

“Tendemos a mirar a los (que pensamos que son) expertos, cultos, perfectamente entrenados y generosamente provistos de recursos periodistas occidentales en busca de liderazgo. Cuando éstos desechan el liderazgo africano con unos cuantos gastados clichés, nosotros los imitamos. Haciendo eso reducimos nuestra propia política, economía y situación en la historia a una jerga juvenil de tabloide (occidental).”

El problema al que se refiere aquí el editor de African Business es la eliminación de la historia y el contexto de las historias de los medios de comunicación.

No es una coincidencia que la Carta Pastoral de la Conferencia de Obispos Católicos de Zimbabue publicada en enero de 2011 se centrara en la propiedad de la historia de liberación de Zimbabue.
La conferencia de obispos es parte de un largo linaje de intercesores, interventores y mediadores entre líderes africanos y comunidades africanas, entre naciones africanas y el imperialismo blanco.
Este largo linaje al cual pertenece la Iglesia Católica es responsable de la tenacidad del patrón blanco a través del cual incluso los medios de comunicación de masas propiedad de los propios africanos, continúa distorsionando el liderazgo africano.

Cómo EEUU controla la “sociedad civil” en toda África

Debido a los desastrosos efectos de los ajustes estructurales económicos neoliberales y (en Zimbabue) debido también a los efectos de las sanciones ilegales, el número de ONGs financiadas desde el extranjero se ha incrementado en más de 10 veces desde finales de los 80.
Lo que es más, esta ayuda no se limita al sector de las ONGs civiles. Es también militar y estratégica.

África se está abriendo a sí misma a manipulaciones mucho peores si permite que el proyecto AFRICOM de EEUU crezca y se extienda en suelo africano.

Las potencias anglosajonas, lideradas por EEUU, controlan ya una red continental y una superestructura de “sociedad civil” en toda África. Se extiende desde activistas individuales y ONGs a nivel de los pueblos hasta sedes centrales de las mismas ONGs que operan a escala nacional; se extiende desde comisiones de derechos humanos cuasi judiciales financiadas por los donantes a cuerpos regionales tales como el tribunal de la SADC (Comunidad de Desarrollo de África Austral, por sus siglas en inglés), hasta llegar a la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (ACHPR, por sus siglas en inglés).

Funcionando de forma paralela a la red o superestructura de la “sociedad civil” está la serie de programas de cooperación militar y de inteligencia que el AFRICOM se supone que va a consolidar. Cuando AFRICOM esté listo, el proceso de recolonización habrá sido completado. Newman Chiadzwa y Farai Muguwu tendrían entonces sus homólogos militares justo entre nosotros.
Y las manipulaciones coordinadas no tendrían fin, tales como lo que se intentó recientemente contra Zimbabue en Tel Aviv durante la cuarta semana de junio de 2010 en la reunión de Certificación del Proceso de Kimberley.

En un artículo reciente, el Profesor Issa Shivji de la Facultad de Derecho de Dar es Salaam citó a Amilcar Cabral, Archie Mafeje y Frantz Fanon para demostrar que los líderes africanos deben levantarse en un mundo y un contexto donde el terrero ha sido socavado y pavimentado por el imperialismo.

Por lo tanto tienen que recuperar el suelo africano levantando el asfalto del Cabo a El Cairo dejado por Cecil Rhodes y sus descendientes.

Según el Profesor Shivji: “Cabral también señala que ‘mientras el imperialismo exista, un estado africano independiente debe ser un movimiento de liberación en el poder, o no será independiente’.”

Estas son percepciones profundas. “Primero el nacionalismo (africano) está constituido por la lucha del pueblo contra el imperialismo, así el antiimperialismo define al nacionalismo africano.
“Segundo, el nacionalismo, como una expresión de la lucha (africana), continua mientras exista el imperialismo.

“Tercero, la Cuestión Nacional (africana) en África, de quién es expresión el nacionalismo (y la cual hace al liderazgo africano necesario), permanece sin resolverse mientras exista la dominación imperialista.”

Este nacionalismo y panafricanismo es lo que el imperio blanco y sus títeres y portavoces subvencionados atacan todos los días aquí.

Nota de traducción:
* Término coloquial relacionado con el colonialismo blanco en la zona, los blancos de Zimbabue o expatriados rodesianos.


Traducido para Rebelión por Jesús María y Mariola García Pedrajas


Siguiente
« Anterior
Anterior
Siguiente »
0 Comentarios

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.