Heriberto F. Espino: Conferencia sobre la Identidad Racial, el Racismo y la Discriminación en Cuba

SCCPE (Washington – 03.06.2011 / Pedro Gellert ) - Las profundas transformaciones económicas, políticas y sociales emprendidas en Cuba a partir de 1959 hicieron posible la erradicación de las injusticias estructurales heredadas de la dominación colonial y neocolonial que sufrió el país, entre ellas el racismo y la discriminación institucionalizados.
Heriberto Feraudy Espino
La política de desarrollo social del Estado cubano a partir del triunfo revolucionario y hasta la actualidad, tiene como uno de sus principios fundamentales el tratamiento preferencial, sin distinción alguna, a los grupos sociales más carentes y marginados en la etapa pre revolucionaria; la niñez, la mujer, los ancianos, la población rural, los jóvenes y discapacitados, y las personas de menores ingresos, entre otras categorías, sin distinción alguna. No obstante todo ello, el fenómeno de las diferencias raciales y su tratamiento equitativo cada vez adquiere mayor atención por parte del gobierno y las instituciones cubanas.  
Sin lugar a dudas, pocas veces se ha producido un momento más oportuno y necesario en la historia de Cuba, para  una seria revisión y debate contra un mal que ha logrado sobrevivir a lo largo de cuatro siglos y sistemas políticos y sociales muy diferentes.  
No se trata de una tarea fácil, ya desde el mismo inicio del triunfo, en marzo de 1959 Fidel Castro señalaba: 
“Quizás el más difícil de todos los problemas  que tenemos delante, quizás la más difícil de todas las injusticias de las que han existido en nuestro medio sea el problema que implica para nosotros el poner fin a esa injusticia que es la discriminación racial, aunque parezca increíble” 
A partir de aquellos momentos iniciáticos Cuba no cesó en sus propósitos por hacer desaparecer esa, y otras injusticias heredadas del pasado colonial y semicolonial. 
Abundan las leyes, medidas, acuerdos, resoluciones, disposiciones etcétera, que la Revolución  ha adoptado dirigidas a lograr una mayor equidad a partir de la desigualdad racial en nuestro país. Ha trascurrido medio siglo y sin embargo, el presidente Raúl Castro ha llegado a calificar como una vergüenza el insuficiente avance en esta materia en 50 años de Revolución. 
Recientemente se acaba de producir un hecho sin precedentes en las relaciones de poder en Cuba. Por primera vez el órgano superior  de la fuerza principal que dirige la sociedad y el estado ha quedado integrado por 115 miembros, de ellos, 36 son negros y mestizos, creciendo en un 10 por ciento su representación, que asciende ahora al 31.3 por ciento. Por otra parte, entre los 614 diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular, el 35,67 % son negros y mestizos. Más del 45 % de las líderes profesionales de la Federación de Mujeres Cubanas son negras o mestizas. 
Independientemente de que en nuestro país se reconoce el mestizaje biológico y cultural como algo intrínseco de nuestra población y también se constata un incremento progresivo de las relaciones interraciales en las más diversas esferas de la vida, la gran mayoría de la población cubana reconoce poseer algún grado de mestizaje, que para algunos especialistas podría sobrepasar el 80%. 
Además de las acciones dirigidas a una equitativa representación racial en las estructuras del Estado, el gobierno cubano en estrecha coordinación con la sociedad civil, ha implementado un conjunto de medidas para el tratamiento del tema racial en el país. 
En Cuba se constituyó un grupo coordinador para examinar y proponer acciones vinculadas a la cuestión racial, con la participación  y el apoyo de diferentes departamentos del  Comité Central del Partido Comunista de Cuba. El mismo está integrado por un grupo amplio de personalidades de la ciencia, la cultura y directivos de aquellas instituciones que más influencia pueden ejercer en este campo, tales como los medios de información masiva, la cultura y la educación. 
De este grupo han salido propuestas tales como:  
• La revisión de los libros de texto de la enseñanza general de modo que estos reflejen la diversidad de la población cubana.
• Analizar los programas de historia de Cuba procurando que en los mismos no quede oculto el papel de la población negra y mestiza en la formación de nuestra cultura y nuestra nación.
• Estimular las investigaciones de la historia social y en particular de la historia social del negro en Cuba.
• Cada una de las tres ediciones de la maestría en antropología sociocultural de la Universidad de La Habana, ha contado con un módulo obligatorio para todos los maestrantes con el tema “Etnicidad, raza, racismo y discriminación racial”. 
Otra institución que ha efectuado diversas acciones es el  Instituto Cubano de Antropología; entidad adscripta al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, en el que: 
• Mantiene la colaboración con otras instituciones que se ocupan del tema, tales como el Instituto de Filosofía donde existen proyectos relacionados a la cuestión.
• Participa de una red regional para el estudio del racismo en la que están involucrados investigadores de México, Colombia, Francia, Guatemala, Chile, España y Estados Unidos y diversas universidades.
• En las diferentes ediciones de la conferencia internacional que cada dos años convoca la institución, se han privilegiado sesiones de trabajo y diferentes paneles sobre la cuestión racial durante toda la década de los noventa.
• Tiene como otra de sus líneas las religiones de origen africano.  
En relación con el Programa de la UNESCO que lleva este nombre y que en Cuba preside y coordina la Fundación Fernando Ortiz, se han creado seis Grupos de Trabajo del Comité Cubano del Proyecto Internacional “La Ruta del Esclavo”, para el período 2008-2009 y 2010-2011 respectivamente.  Estos grupos de trabajo han realizado, entre otras, las siguientes acciones: 
• Se presentó el proyecto “Visibilizando a los negros esclavos y libres” (Base de datos sobre los grupos étnicos que existieron en Cuba). 
• Se ha entregado una primera evaluación de la presencia del legado africano en la enseñanza general en Cuba.  
• La versión digital de la Exposición sobre África en América (Afroamérica: La Tercera Raíz) ha sido entregada a las escuelas asociadas al Proyecto La Ruta del Esclavo y a los Museos. 
• Actualmente existen 79 escuelas de la enseñanza general asociadas al Proyecto La Ruta del Esclavo. 
• Se ha mantenido la red de eventos sobre el legado africano en Cuba. 
El Consejo Nacional de Casas de Cultura concluyó el inventario de agrupaciones de niño/as y jóvenes que cultivan el repertorio relacionado con la africanía, con vistas a la cooperación con la UNICEF-UNESCO en este tema.
 Se ha creado la Biblioteca Virtual sobre Afroamérica con resultados positivos hacia niños y jóvenes. 
Se inauguró el Museo de la Ruta del Esclavo en el Castillo de San Severino. 
Como parte de las acciones correspondientes a su oferta académica, el Centro Nacional de Superación del Ministerio de Cultura de la República de Cuba, en coordinación con el Canal Educativo del Instituto Cubano de Radio y Televisión, ha organizado el ciclo de programas El etnos nación cubana: una mirada desde el patrimonio cultural, que a partir del mes de abril y durante todo 2011 estará dedicado a la presencia del legado africano en la cultura nacional, a propósito de la denominación de la ONU como Año Internacional de la Afrodescendencia. 
Con el objetivo de contribuir en toda estas tareas por erradicar diferencias, discriminaciones y prejuicios raciales así como promover el conocimiento del aporte africano a nuestras culturas, también pueden señalarse las acciones desarrolladas por la Casa de Africa, la Fundación Nicolás Guillén, el Instituto Cubano de Investigación Cultural Juan Marinello, el Archivo Nacional y el Centro Martin Luter King entre otros. 
Dentro del contexto de los esfuerzos por erradicar las reminiscencias que de racismo y discriminación racial aún perduran en Cuba, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), una organización que agrupa en su seno, con carácter voluntario, y siguiendo el principio de selectividad, a los escritores y artistas cubanos constituyó lo que se denominó Proyecto Color Cubano, el cual logró “establecer un espacio que ganó legitimidad a partir de la posibilidad de expresar un conjunto de opiniones diversas, siempre buscando la defensa de la revolución, como quedó plasmado en la relatoría realizada en marzo del 2005”. 
“Una de las características de ese Proyecto fue que dio espacio a nuevas voces más allá del color de la piel, de género, edades, orientación sexual y profesiones con una alta capacidad de convocatoria dentro del seno de los interesados en el tema”. 
En el 2009 el referido Proyectó se redimensionó constituyéndose La Comisión Contra el Racismo y la Discriminación Racial (CCRDR)  la cual estableció entre sus objetivos: 
• Establecer estrategias y modos de acción que contribuyan a asumir el tema racial como una verdadera problemática nacional y buscar formas y medios que propicien la erradicación del fenómeno que contiene estereotipos raciales negativos, discriminación y racismo. 
• Tratar de lograr que el pensamiento creador acerca de la cuestión racial  tome fuerza y se ponga en función de recuperar la memoria histórica, haciendo que el tema reciba el tratamiento justo, profundo y equilibrado que corresponde a una sociedad como la nuestra. 
• Con la divisa de “qué hacer y hacer, desde la cultura”,  identificar medidas, iniciativas, formas de creación y medios concretos que favorezcan la erradicación de las manifestaciones que superviven en los estereotipos raciales negativos, los prejuicios raciales, la discriminación racial y sus formas de reproducción, generando una relectura critica constructiva de la problemática identitaria dentro de la nación. 
• Propiciar una visualización de la historia que contribuya a rescatar a fondo los aportes de los hombres y mujeres de origen africano, y sus descendientes; como protagonistas de los procesos independentistas y de construcción de la nación y la cultura nacional, hasta nuestros días.  
• Inducir estudios académicos y científicos sobre estos temas y colaborar al conocimiento más profundo de nuestras raíces culturales. 
• Desarrollar actividades dirigidas a rescatar del olvido fechas, acontecimientos y personalidades que contribuyeron y contribuyen aún, de forma decisiva, en la lucha contra las desigualdades raciales y sociales. 
• Contribuir al perfeccionamiento de nuestro sistema de enseñanza y de trabajo científico en todos los niveles del sistema nacional de educación. 
• Contribuir a la mejor visualización del tema racial en los medios, fundamentalmente en la televisión (el medio más poderoso), junto al cine, la radio y la prensa escrita. 
• Elaborar materiales a introducir en las producciones existentes y programadas, en todas las manifestaciones de la cultura, para generar efectos que se correspondan con la educación antirracista que necesitamos, tanto en los medios como en la literatura científica y de instrucción, y otras que contribuyen a la formación cultural y al simple esparcimiento. 
• Organizar y realizar seminarios, talleres, conferencias y cursos sobre la temática racial, en instituciones y organizaciones que tienen relación con la formación ideológica y cultural de nuestro pueblo. Promover una atención especial a la calificación de los maestros para que realicen un científico y efectivo abordaje del tema racial con los educandos, desde las más tempranas edades. 
• Establecer puentes de comunicación con personalidades, organizaciones e instituciones en el exterior que puedan contribuir a divulgar la realidad racial en nuestro país, y contrarrestar cualquier campaña de desinformación en este sentido. 
• Contribuir al desarrollo de un debate profundo y esclarecedor, y mecanismos de divulgación amplios, que hagan llegar de manera efectiva a nuestro pueblo toda la información necesaria, evitando las confusiones en todo lo relacionado con el tema racial en nuestra sociedad. Estar siempre en condiciones de generar las más rápidas y efectivas respuestas a las acciones del enemigo en este campo. 
Entre las acciones más relevantes desarrollas por esta Comisión se encuentran. 
• La realización por primera vez en Cuba de una Mesa Redonda trasmitida a través de los canales de la Televisión  donde se trató de la historia del racismo en el país, de la indisoluble unión de las luchas liberadoras de la nación con el reconocimiento pleno del ser humano y de la contienda de la Revolución contra la discriminación racial y los prejuicios raciales.  
• A través de la Productora Fílmica de la UNEAC, se produjeron varios documentales en homenaje a próceres e intelectuales negros y mestizos y se promovió la proyección en la televisión cubana de distintos materiales fílmicos sobre las luchas contra la desigualdad racial. 
• En el campo de la literatura y las ciencias sociales se han desarrollado acciones con vistas a preservar la memoria histórica y resaltar los valores aportados por los afrodescendientes en las luchas por la independencia nacional y la conformación de la sociedad cubana. Se promovieron coloquios, talleres, maestrías y postgrados acerca de las desigualdades raciales y la trascendencia de la impronta africana en nuestra cultura. Se encuentra en proceso de edición un boletín especial acerca del tema racial en Cuba, además de un sitio Web. 
• Se desarrollan Jornadas Nacionales con el propósito de resaltar el ideario, la vida y obra de próceres como el General Antonio Maceo, el más ilustre y brillante afrodescendiente cubano y uno de los héroes más destacados de nuestros pueblos de América en sus luchas por la independencia. También se resaltó el ejemplo y las virtudes de Mariana Grajales, la mayor de nuestras afrodescendientes, considerada por el pueblo cubano como Madre de la Patria. 
• Se han sostenido conversaciones con autoridades del Ministerio de la Educación Superior donde se abordan las preocupaciones sobre la actualidad y las perspectivas de los estudiantes no blancos en los estudios universitarios. 
• Con el objetivo de conocer acerca de las relaciones raciales en Cuba,  se han efectuado diversos encuentros propiciados por el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Cultura y el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), entre diferentes intelectuales, académicos y representantes de distintos sectores de la sociedad norteamericana e intelectuales cubanos. 
• En lo que se refiere a las artes escénicas se han realizado funciones representativas del pensamiento y accionar de hombres y mujeres no blancos que con su obra han contribuido a la conformación de una ética y cultura de rebeldía e integración racial. 
• Los registros de la música popular cubana portadora de una profunda raigambre de origen africano han contribuido a una desprejuiciada visibilidad de las tradiciones, creencias y costumbres religiosas de ascendencia africana en el país. 
• En los últimos años, la UNEAC, a través de su Dirección de Cultura Comunitaria,  ha incidido en la lucha contra las desigualdades, fomentando una política de armonía y de relaciones humanas basadas en la solidaridad y la fraternidad por encima de las diferencias raciales. 
• La Comisión Contra el Racismo y la Discriminación contribuye  a la promoción de la Imagen Cuba a partir del reconocimiento de una sociedad multirracial, cuya cultura mestiza está conformada por  componentes de origen indígena, africano, europeo y asiático. 
• La política racial cubana forma parte de la investigación y trabajos científicos y de hecho constituye un tema de atención en el debate y quehacer de una parte de la intelectualidad cubana. 
• En coordinación con el Consejo Nacional de Patrimonio, la CCRDR contribuye a la conservación del patrimonio material y espiritual de profunda raíz africana que existe en la Isla. 
• La CCRDR se plantea promover y estimular que el tema de la afrodescendencia cubana y el del combate contra el racismo y la discriminación racial, ocupe una mayor atención en la producción literaria, audiovisual, plástica y en la creación de los escritores y artistas cubanos. 
• La CCRDR estrecha sus  vínculos con otras organizaciones de la sociedad civil e instituciones del estado con vistas a un mayor intercambio y participación en la estrategia para el  combate contra todo tipo de manifestación de discriminación y prejuicio racial. 
• La Comisión José Antonio Aponte de Lucha Contra el Racismo  ha coordinado con representantes de la Asamblea Nacional del Poder Popular en Cuba la incorporación del tema racial en una de sus comisiones y en el plenario de la misma. En la actualidad se programan talleres y audiencias públicas en provincias,  convocadas por el Parlamento cubano con la participación de diferentes organismos de la sociedad y el Estado. 
En correspondencia con la Resolución 64/169, de 18 de diciembre de 2009, aprobada por la Asamblea General declarando el 2011 Año Internacional de los Afrodescendientes, Cuba se encuentra desarrollando a todo lo largo y ancho del país una amplia Jornada de conmemoración en la que están involucradas diversas instituciones sociales y culturales. 
El Estado cubano ha desarrollado programas dirigidos a potenciar la equidad, igualdad y la justicia para todos sus ciudadanos. Otros han sido especialmente concebidos para promover la integración social y el desarrollo de las capacidades de sectores de la población históricamente desfavorecidos. 
En los últimos años surgieron nuevos programas sociales, algunos de los cuales consagran la revolucionaria concepción del estudio como forma de empleo, entre ellos el Curso de Superación Integral para Jóvenes (CSIJ), por el cual han pasado alrededor de 400.000 jóvenes (la mayoría no blancos), de los cuales mas de 80.000 han ingresado en las universidades. 
Como resultado de estos programas sociales, fueron incorporados a la vida laboral mas de 40.000 trabajadores sociales; más de 13.000 profesores de computación; más de 15.000 maestros primarios; más de 46.000 profesores de educación física; de 12.200 enfermeros, de 14.500 tecnólogos de la salud; mas de 4.900 como instructores y trabajadores de Joven Club de computación y 2.700 operadores de las nuevas salas de televisión y video creadas en barrios y comunidades. La mayoría de estas personas son negras y mestizas. 
No resulta ocioso señalar que estos y otros programas se han visto interrumpidos por diversos factores derivados de la problemática económica en el país y nuevos ajustes estructurales que han sido necesario incorporar. 
La obra de la Revolución Cubana ha sido posible a pesar de la existencia de colosales obstáculos. El bloqueo económico, comercial y financiero, las agresiones y actos terroristas, y la política permanente de hostilidad anticubana de sucesivas administraciones estadounidenses, constituye el más grave y el de mayor impacto negativo.  
Cuba, no obstante los vestigios de prejuicios y discriminación racial que aún perduran y los cuales estamos empeñados en erradicar,  sin lugar a dudas, constituye un marcado referente para el logro del pleno disfrute de los derechos de los afrodescendientes y de su participación e integración en todos los aspectos políticos, económicos, sociales y culturales de la sociedad. 
Estimados amigos, permítanme concluir con las mismas palabras pronunciada durante mi intervención ante el Comité Contra el Racismo reunido en Ginebra en febrero de esta año: Al igual que un día, negros, blancos y mestizos cubanos  nos juntamos para ir al continente africano en aras de contribuir a la erradicación de la peor forma de racismo, el apartheid, de esa mismo forma hoy nos juntamos todos en la lucha por la erradicación definitiva  de toda manifestación racista en suelo cubano. En ese combate contra todo tipo de desigualdad, el compromiso de Cuba, por razones históricas y de principios  será siempre firme y definitivo. 
Muchas gracias. 
Publicado en: Cuba-L Direct  y http://legadoafro.bligoo.com
Siguiente
« Anterior
Anterior
Siguiente »
0 Comentarios

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.