5 problemas de salud que no se suelen diagnosticar adecuadamente en población Afro

Del mismo modo que las poblaciones de ascendencia europea son más propensas a sufrir determinados problemas, las poblaciones de ascendencia africana somos susceptibles a padecer en un porcentaje distinto condiciones médicas concretas, algunas de ellas por nuestra exposición a los hábitos de vida y clima de Europa.
Es importante recalcar, de todos modos, que esa prevalencia es estadística y esto quiere decir que cualquier condición que nos afecte puede encontrarse en cualquier otro grupo humano. Nuestra intención aquí, por tanto, no es incidir en la problematización de nuestros cuerpos sino señalar las carencias existentes en los diagnósticos.

No menos importante, la medicina occidental tiende, en general, a prestar poca atención al estilo de vida del paciente y en particular a la alimentación y factores similares a la hora de diagnosticar y solventar dolencias. A pesar de que es clara la conexión entre cáncer y alimentación o consumo de tabaco, o la conexión entre un exceso de alcohol y los problemas hepáticos, cuando se habla de otras dolencias se tiende a psicologizarlas o a medicar antes que recomendar modificar los hábitos de vida del paciente.

Aquí van algunos ejemplos que podrían indicar que tienes que cambiar tus hábitos y conocerte mejor para encontrarte mejor:


1 ¿Tienes ansiedad, ideas suicidas o descabelladas, miedo a volar en avión, agorafobia, miedo a conducir, mareos, taquicardias, dolores musculares inexplicables, colon irritable, flatulencia, insomnio...? Tras tratar el problema con un/a especialista de la medicina, considera que podría ser una fuerte intolerancia al gluten, la intolerancia al gluten es dificil de diagnosticar con análisis de sangre. El 60% de las personas de ascendencia europea y el 80 % de las de ascendencia africana tiene problemas para digerir el gluten. Prueba a eliminar el gluten de tu dieta por completo durante 3 meses, por completo significa; al 100%, si consumes un sólo gramo los síntomas podrían persistir.

2 ¿Tienes ansiedad por comer dulce, somnolencia tras las comidas, picores en el cuerpo, la lengua blanquecina por las mañanas, embotamiento mental, falta de memoria...? Tras tratar el problema con un/a especialista de la medicina, ten en cuenta que podrías tener Candidiasis intestinal, ten en cuenta que hablamos de la Candidiasis intestinal que presenta síntomas distintos a la bucal y a la genital. La Cándida es un hongo que habita nuestro sistema digestivo, cuando nuestra alimentación no tiene el PH adecuado puede proliferar en exceso. Prueba a beber un vaso de agua con media cucharadita de bicarbonato por las mañanas, una vez cada dos días, durante dos semanas. Una de las causas del excesivo crecimiento de este hongo puede ser la ingesta de cloro en el agua corriente.


 
El Dr.  Milton Mills habla de la relación entre el racismo y la promoción del consumo de lácteos

3 ¿Sientes sopor y somnolencia durante el día, migrañas, dolores abdominales o en el vientre, digestiones pesadas o ardor frecuente de estómago? Tras tratar el problema con un/a especialista de la medicina, ten en cuenta que podrías ser intolerante a la lactosa. La intolerancia a la lactosa es más común en poblaciones que no han consumido leche de vaca en generaciones anteriores, es el caso de muchas personas de ascendencia africana y asiática. Prueba a no consumir ningún alimento con lactosa durante un mes y comprueba si te encuentras mejor, si es así la mejor terapia es evitar esos alimentos.

4 ¿Tienes episodios cíclicos de depresión o una depresión que no remite, fatiga y cansancio inexplicables, un estado de ánimo frecuentemente decaido, problemas de atención y memoria? Tras tratar el problema con un/a especialista de la medicina, ten en cuenta que podrías tener deficiencia de vitamina D por la escasa exposición al sol que se da en los climas fríos. Además esta carencia está asociada a la hipertensión. Considera consumir más alimentos con vitamina D y eventualmente un suplemento vitamínico.

Anemia Falciforme

5 ¿Has tenido episodios de dolor generalizado o localizado y repentino en el tórax que no son de tipo cardíaco, tienes hinchazón de forma períodica en brazos y piernas, tu piel se muestra con una tonalidad amarillenta, sientes un cansancio e irritabilidad inexplicables, sientes mareos? Tras tratar el problema con un/a especialista de la medicina,ten en cuenta que podrías sufrir anemia falciforme. La anemia falciforme es genética y puede presentarse en diversos grados, desde leve a muy grave. Esta es una condición médica que necesita atención especializada y constante, pero también puede ayudar ingerir más agua y consumir suplementos de ácido fólico.

Ten en cuenta que todo lo anterior debe hacerse bajo supervisión médica ;-), ¡salud!
Share:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.

Relacionado