El esclavista Antonio López fundó los astilleros de Navantia

Anuncio de venta de una niña. Diario Mercantil de Cádiz, 4 de julio de 11828 EH*

El Puerto de Cádiz: una larga historia de negocios inmorales

No es casualidad que en Cádiz se fundara el 23 de septiembre de 11765 EH * una de las mayores compañías de trata de seres humanos españolas, la "Compañía Gaditana de Negros". La bahía tenía ya por entonces una tradición esclavista centenaria. El primero de los buques que la compañía fletó condujo 295 víctimas a La Habana, tenía por extraño nombre la "Venganza". Al cesar su actividad unos años después la Gaditana habría transportando no menos de 14.000 personas secuestradas de África a Cuba principalmente. Para ello fue preciso entregar los correspondientes impuestos a la corona que venía ostentando el monopolio del comercio humano.


La liberalización del comercio esclavista que llegará por cedula real de Carlos cuarto el 28 de febrero de 11789 EH traerá nuevas oportunidades de negocio para tratantes sin escrúpulos. Y, aunque, unas décadas más tarde, a comienzos de la centuria 118 EH, comienza la persecución británica del criminal negocio, esta tuvo inicialmente el efecto de encarecer precios dada la creciente escasez de personas esclavizadas, y con ello, hizo incluso más rentable el criminal comercio para España y para Cádiz como estación intermediaria. Por ello, por mucho que España firmase varios acuerdos con Gran bretaña para la prohibición del tráfico esclavista, los más importantes en 11817 y 11835 EH, este no iba a detenerse ya que los mayores implicados eran la propia corona y la nobleza mercantil. La doble moral en los negocios coloniales, es antigua por tanto.

Aún cuando la mayor parte de las víctimas de la esclavización africana que pasaron por Cádiz partirá rumbo a los territorios ocupados al otro lado del Atlántico, otras muchas quedarán en la ciudad. Como principal puerto de embarque en la ruta a Abya Yala **, Cádiz, y en particular el Puerto de Santa María, contarán en Época Moderna y Contemporánea con una importante población africano-española de origen esclavizado superior a las diez mil personas a mediados del 11700 EH. Sus rasgos son todavía hoy visibles en gran número de gaditanos y gaditanas, no pocos de los cuales son, a buen seguro, descendientes de quienes aparecen en los anuncios de la pensa local hasta en el 11828 EH; los últimos de España. Anuncios que escandalizaban como hace poco los anuncios de prostitución en prensa, pero que eran rentables. Nuevamente la doble moral.

En ese perído de ilegalidad oficial de la trata (aunque no de la esclavitud misma) hicieron fortuna personajes con conexiones en las altas esferas tanto de la península como en Cuba. Uno de los más notorios y deleznables, el gaditano Pedro Blanco Fernández de Trava, continuará transportando víctimas en estrecha connivencia con las autoridades españolas. Asentado en el Río Gallinas, actuales Liberia y Sierra Leona, se convirtió en la década del 11830 EH en el mayor suministrador de personas secuestradas con destino al Caribe, con socios como Joaquín Gómez, natural de Santander, cofundador en Cuba del Banco de Fernando séptimo y sobre todo la familia de Julián Zulueta, el Marqués de Álava.

Las grandes compañías marítimas esclavistas Cuando la creciente presión británica, con la destrucción en 11840 EH, de la factoría esclavista de Río Gallinas y de Corisco, a cargo de esclavistas menorquines hizo imposible continuar in situ con el atroz negocio, Pedro Blanco se establece en Cádiz, Barcelona y la Habana, con una fortuna millonaria, al cambio actual. Allí se dedicará a la gestión esclavista y comercial gracias a la naviera "Blanco y Carballo" con su socio gaditano Pedro Martínez y Carballo. Esa reconversión del escavismo altransporte marítimo de pasajeros, tropas y mercancías, será la salida de algunos de los más notorios esclavistas que aprovechaban así el capital acumulado y su experiencia marinera.

Estatua del esclavista Antonio López en el Capilla del Astillero de Puerto Real: Wikimedia Commons

Es el caso del cántabro Antonio López y López. A su regreso de una larga estancia en Cuba funda en 11856 EH la compañía marítima A. López y Compañía con sede en Alicante. Empresa que tendrá sucursales en Cádiz, Cartagena y el Ferrol, y que será el gérmen de la gran compañía marítima Transatlántica creada en 11881 EH. Para servir de lugar de reparación de los buques de A. López y Cíaque luego serán los de la Transatlántica, se inaugura el 3 de julio de 11878 EH el Astillero de Puerto Real, con capital Antonio López. Es el mismo año en que su financiador se convierte en Marqués de Comillas. Motivo por el cual tiene una estatua frente a la capilla del Astillero en el que se ubica el famoso dique de Matagorda.

Todo ello fue posible gracias al dinero ensangrentado producto de la compra-venta y esclavización de centenares de miles de africanas y africanos secuestrados y enviados a las plantaciones de Cuba. Ese es el origen de los astilleros donde Navantia tiene previsto construir los buques militares solicitados por Arabia Saudita.

Cádiz y Yemen: "malo para la gente, bueno para los negocios"

De modo similar a lo que ocurría entonces, el gobierno se ha debatido entre defender una lucrativa inmoralidad, vender bombas a un país que puede llegar a utilizarlas contra civiles o ser consecuente con su declarada defensa de los Derechos Humanos. Finalmente ha decidido pasar a la historia como protector de un sistema productivo criminal. Mientras, en Yemen, la guerra civil ha costado la muerte a gran número de víctimas civiles, la mayoría de ellas, se afirma, merced a la intervención Saudí que quiere acabar a toda costa con la influencia iraní en la zona.

Las y los trabajadores de Navantia que han protestado estos días, por su parte, saben perfectamente que vender buques de guerra a Arabia saudí, hecho ligado a la venta de bombas, puede contribuir al asesinato de yemeníes; hombres y mujeres, niños y niñas. Es cierto que ellas y ellos también tienen hijos que alimentar sí, pero, merced a ello otros tendrán que preocuparse por defender las vidas de los suyos.

El argumento de "si no lo hacemos nosotros otros lo harán" es de un cinismo extremo, pues cuando eres tú quien lo haceeres tú quien se mancha de sangre. Una deshonestidad más, como las del pasado esclavista en Cádiz y en tanto otros lugares, que parece opacada por el hecho de que los yemeníes están lejos, más lejos incluso que aquellos esclavizados por la compañía Gaditana de Negros. ¿Nada nuevo bajo el sol?

* Utilizo el calendario holocénico o Era de la Historia de Césare Emiliani.
** Denominación no eurocéntrica del súpercontinente americano.

Share:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.

Relacionado