Crisis en Catalunya: Carta abierta de un republicano afrodescendiente

Por: Antumi Toasijé
Director de Africanidad.com

...mi punto de vista guarda algo de distancia respecto a las diferentes opciones nacionales existentes en el Estado español

Como ciudadano afrodescendiente del Estado español, aunque lamentablemente es más correcto decir que soy un súbdito, supongo que mi transversalidad nacional es similar a la de muchas personas que vivimos en el territorio del actual Estado conocido como España. Personas que podríamos no tener una posición identitaria nacional o nacionalista, personas que hemos residido en diferentes Comunidades Autónomas respetando cada sentir particular. Muchos tenemos una fuerte vinculación con África u otros lugares de origen. De modo que creo que mi punto de vista guarda algo de distancia respecto a las diferentes opciones nacionales existentes en el Estado español.


En mi caso no he estado a favor de la consulta en Catalunya, por varios motivos, el principal, y el que ahora importa, es que sabía que ganaría el sí y conozco las consecuencias que ello puede tener, es decir; violencia y represión crecientes por parte del Estado español y lo que es peor, una posible involución similar a la de julio de 1936; el posible crecimiento de un nuevo fascismo con todas sus consecuencias. No es que sea un catastrofista, es que, como historiador, tengo presente que la historia puede repetirse, por mucho que se diga que eso es imposible en nuestro siglo. Otro de los motivos que me impulsaban a no posicionarme por el referéndum es que no sé a qué intereses obedece, ya que todos los nacionalismos, incluido el español suelen ser más útiles para determinadas élites que para el común de la ciudadanía.

...si hay choque, sólo habrá un tren que arrolle al otro

Teniendo en cuenta como están las cosas tras el 1-O y visualizando lo que parece que se deriva de la oferta de algunos de los representantes catalanes que piden un diálogo con el ejecutivo español, creo que es el momento de plantear posibles alternativas a este mal llamado “choque de trenes” y digo mal llamado porque si hay choque, sólo habrá un tren que arrolle al otro. Toda crisis es una oportunidad, siempre y cuando exista una suficiente altura de miras para encarar el reto por eso quiero señalar que creo necesario luchar por la avenencia desde abajo, desde la base popular catalana y la del resto de los pueblos ibéricos.

La historia de España es una historia imperialista, eso es algo bien sabido, de modo que entiendo y constato que existen agravios históricos hacia varios de los territorios y naciones que la integran. Sin embargo, quienes realmente buscamos derribar fronteras vemos que esto no es motivo suficiente para levantar nuevos muros entre pueblos, y, sobre todo, no es motivo para condenar a esos pueblos al desencuentro sobre la base de intereses que realmente desconocemos. Bien es verdad que hay quienes quieren llevar el escenario a una situación objetiva de opresión que permita aplicar a Catalunya las disposiciones de Naciones Unidas sobre descolonización, no comparto esa estrategia por lo que puede traer de sufrimiento innecesario.

...ya sabemos que se nos quiere relegar a asuntos de migraciones, racismo etcétera, como si no tuviésemos opinión sobre todo lo demás

Sé que a muchos que sólo buscan “crimen y castigo” o hacer bandos, esta propuesta les va a parecer ridícula, innecesaria o ilusoria. También sé que considerarán que un ciudadano o ciudadana cualquiera, particularmente de origen extranjero, no está legitimado para hacerla, ya sabemos que se nos quiere relegar a asuntos de migraciones, racismo etcétera, como si no tuviésemos opinión sobre todo lo demás. Sinceramente, nada de eso es algo que considere que deba impedirme hacerla, teniendo en cuenta que todos y todas somos responsables tanto de lo que hacemos como de lo que no hacemos.

Dicho lo anterior, considero que es el momento para que Catalunya, su ciudadanía, reflexione sobre las motivaciones de los diferentes actores del proceso independentista, que en no todos los casos son las que se declaran. Si realmente la motivación es crear una sociedad mejor, entonces creo que es el momento de plantear, a través del impulso de esas movilizaciones populares, nuevas formas de relación política que transformen por completo el actual sistema y den por finiquitado el postfranquismo. Un plan alternativo al de una desconexión podría poner sobre la mesa soluciones a los problemas comunes que aquejan no sólo a la nación catalana sino al resto de naciones y territorios que componen el actual Estado español.

...las burguesías catalanas, al igual que las del resto de la península y las de la mayor parte de Europa le deben su riqueza al tráfico esclavista y el colonialismo

Antes de pasar a explicar el plan, quiero señalar algunos aprioris. Como persona descendiente de esclavizados sé lo que ha significado la monarquía y el imperio español en el mundo de modo que no puedo tener simpatía con un españolismo grandilocuente y mal entendido. Sin embargo, las burguesías catalanas, al igual que las del resto de la península y las de la mayor parte de Europa le deben su riqueza al tráfico esclavista y el colonialismo que son las realidades que han construido el racismo contemporáneo. No olvido asimismo que en diferentes partes del Estado siguen existiendo los Centros de Internamiento de Extranjeros y opera el perfilamiento racial policial, de modo que, a la luz de lo anterior, de esas discriminaciones, me molesta especialmente que se instrumentalice la lucha negra haciendo comparaciones en Catalunya que no se ajustan a verdad.

El autor en una manifestación

También sé que, como he apuntado antes, el que personas de ascendencia africana se posicionen en una u otra opción en este momento suele tener lecturas epidérmicas más que cerebrales, es decir lecturas que se hacen atendiendo más a lo que se supone que somos que en atención a nuestra libertad de opciones en tanto que sujetos pensantes y actuantes. De modo que señalo que esta es mi postura en particular y que en la comunidad africana y afrodescendiente hay tantas posturas frente a este problema como en cualquier otra.

Mi motivación para esta propuesta no es en absoluto posicionarse en uno de los lados de los dos nacionalismos en liza, sino que es la de trascenderlos y, en el respeto a las identidades culturales, seguir aportando, como hemos hecho a lo largo de la historia de este país afroespañoles y afroespañolas, afrocatalanes y afrocatalanas, afrovascos y afrovascas, etc. por mucho que no haya sido reconocido, en la construcción futura de una sociedad socialmente cada vez más justa.

...esa sociedad a la que debemos aspirar debe abolir los privilegios, no debe en ella haber señores y siervos

El ideal que defendemos es el de una sociedad sin odios ni fanatismos, respetuosa de las naciones y colectividades diversas que comparten el espacio de la península ibérica, con el reconocimiento a sus realidades históricas y culturales particulares, pero también una sociedad internacionalista y abierta; sin espacio para exclusiones, xenofobias ni racismos. Asimismo, esa sociedad a la que debemos aspirar debe abolir los privilegios, no debe en ella haber señores y siervos. Últimamente los políticos en el poder no dejan de decir que en España debe haber igualdad, pues bien, esa igualdad requiere república. Esa igualdad requiere además unas relaciones territoriales horizontales, sin dicotomías centro-periferia. Creo que esa es la motivación detrás de muchos separatismos, sin saber que la separación no es la solución a esos problemas, sino el establecimiento de formas cada vez más equitativas de asociación política.

Este plan transformador debería plantearse desde abajo, ...para una dimisión de Mariano Rajoy Brey y convocatoria de nuevas Elecciones Generales

Entiendo que un plan de transformación de las presentes estructuras políticas y sociales de España debería plantearse, entre otras, bajo premisas planteadas una y otra vez, pero que han fracasado por el reiterado cierre a un diálogo que promueva un entendimiento de las posibles nuevas formas de convivencia. Este plan transformador debería plantearse desde abajo, desde la ciudadanía y debería iniciarse con la presión por los cauces legales de protesta para una dimisión de Mariano Rajoy Brey y convocatoria de nuevas Elecciones Generales.

Si ello se logra, será posible pasar al planteamiento de una mesa constituyente para redactar una nueva Constitución para el Estado español. Aquí es dónde vienen las propuestas más audaces, ya que, si realmente se quiere crear una sólida convivencia igualitaria hay algunas premisas que tendrían que plantearse en dicha construcción, esas premisas están basadas en los modelos existentes de estados federales sólidos y culturalmente diversos que ya existen y que no voy a mencionar para no generar imaginarios paralelos.

...el nuevo Estado resultante del proceso que estoy formulando, debería ser una República y creo que debería denominarse Federación Ibérica u otro nombre análogo

Un propuesta de bandera de la Federación Ibérica

En cualquier caso, el nuevo Estado resultante del proceso que estoy formulando, debería ser una República y creo que debería denominarse Federación Ibérica u otro nombre análogo. Ya que, según varios ideólogos que han pensado esta cuestión, tal y como se ha construido España, dicha marca implica la aceptación de la dominación de Castilla sobre el resto de comunidades y nacionalidades de la península ibérica.

No tiene sentido, creo yo, empecinarse en una etiqueta que no es asumida por todas y todos y que puede perfectamente servir para señalar innegables agravios históricos. Ahora bien, el nombre España, no tiene porqué desaparecer del imaginario de quienes lo sienten, podría seguir existiendo de forma no oficial para designar a quienes con él se identifiquen, lo cual no modifica en nada la solidez del proyecto que estoy refiriendo.

...debe reconocerse el carácter plurinacional y culturalmente diverso de la Federación

En dicho Estado debe reconocerse el carácter plurinacional y culturalmente diverso de la Federación. Todas las lenguas existentes deberían tener la misma consideración de co-oficiales. El Estado Republicano Federal debería asimismo ser laico para garantizar el disfrute de la plena libertad de conciencia en el mismo.

En su estructuración territorial el Estado federal republicano propuesto podría estar constituido por dos tipos de territorios: Comunidades Autónomas y Estados Federados y eventualmente se debería poder incorporar la figura de Estado Libremente Asociado para admitir la posible futura incorporación de nuevos Estados como Portugal, Andorra o territorios como Gibraltar a la Federación Ibérica. Dichos Estados Libremente Asociados deberían poder, mediante referéndum, solicitar la salida o entrada en la Federación. Potencialmente, cada territorio, sea Comunidad Autónoma o Estado, debería poder convocar al menos un referéndum en cada legislatura, a propuesta de sus parlamentos, para decidir si quiere pasar de un estatus a otro.

Para que no vuelva a repetirse uno de los mayores agravios que ha dado lugar al conflicto actual, tanto los Estados Federados como los Libremente Asociados deberían tener plenas atribuciones y fiscalidad propia. No es cierto que un requisito indispensable de igualdad sea una fiscalidad común ya que, como se ha hecho en varios países, pueden crearse aquellos organismos federales y atribuciones de los mismos que sean comúnmente pactados para lograr una justicia social territorial y la garantía de derechos básicos para todas y todos los integrantes de la federación sobre la base de las necesidades básicas comúnmente establecidas. Asimismo, para evitar intrusismos en las políticas de dichos estados federados, una Ley Federal debería establecer la posibilidad de veto parlamentario por parte de los estados integrantes de la Federación a cualquier Ley Federal que consideren que coarta sus libertades.

La jefatura del Estado federal podría perfectamente ser ostentada por un consejo constituido por las presidentas y presidentes de todos los estados, siendo esa presidencia rotativa

En relación con los poderes del Estado, creo sinceramente que tanto el modelo presidencialista como el semi-presidencialista, están superados por los tiempos. La jefatura del Estado federal podría perfectamente ser ostentada por un consejo constituido por las presidentas y presidentes de todos los estados, siendo esa presidencia rotativa cada seis meses. Asimismo, no es necesaria la centralización geográfica de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial que abunda en el castellanocentrismo del Estado. La sede el poder ejecutivo federal podría situarse en el territorio al que le corresponda la presidencia rotatoria. Las sedes del poder judicial federal y el poder legislativo federal podrían asimismo cambiar periódicamente. Como última propuesta en el ámbito de los poderes del Estado Federal, creo necesario proponer la disolución de los actuales cuerpos policiales de Policía Nacional y Guardia Civil y la fundación de un cuerpo único de Guardia Federal Republicana con mando compartido entre los estados integrantes de la Federación.

Dejémonos de hipocresías, prácticamente nadie en la izquierda quiere la separación de Catalunya

Dejémonos de hipocresías, prácticamente nadie en la izquierda quiere la separación de Catalunya y el único motivo por el cual no lo dicen más abiertamente es porque se ha establecido como alternativa algo demasiado parecido al fascismo. Tampoco vale la percepción errónea de que el republicanismo debe necesariamente apoyar la separación de los pueblos ibéricos, eso no es así, no lo quiso la Primera República y no lo consintió la segunda. Ningún estado de derecho sólido podrá construirse sobre la base de fomentar su propia disgregación. Sin embargo, lejos de lo que nos quiere hacer creer la derecha hay otras opciones. Estos días he podido observar que un importante número de militantes de partidos políticos con representación en el arco parlamentario se encuentran en esa encrucijada de defender el procés y al mismo tiempo desear la unidad. Por ello creo que, si se convocan Elecciones Generales y un proceso constituyente para todas y todos, no es imposible que esta alternativa republicana federal pueda convertir la actual crisis en una oportunidad para una mejora colectiva.

...los verdaderos problemas que nos aquejan son el paro, la corrupción y el caciquismo económico

No olvidemos que los verdaderos problemas que nos aquejan son el paro, la corrupción y el caciquismo económico y que, como dice un amigo mío, basar las propias esperanzas de felicidad en una bandera, sea cual sea no es realista y tarde o temprano lleva a la decepción. Las banderas no son nada si no representan un modelo social, político y jurídico concreto que permita la plena realización de la persona en una verdadera igualdad respetuosa de la diversidad.

Puesto que gran parte de las motivaciones del procés son elitistas, es posible que las grandes empresas sean las que lo frenen si ven que no es de su conveniencia, si no es así aún estamos a tiempo de evitar lo peor, lo innombrable. Porque si la desmembración sigue adelante veremos una caída al vacío no sólo de Catalunya, sino colectiva. Cada cual desde su propia posición debería hacer un esfuerzo por entender que no hay porqué creer que estar por la unidad es de derechas, ya que queremos construir una unidad mejor, más justa. Por utópico que suene, momentos de crisis como este pueden ser momentos de inflexión y avance social. Si lo anterior es bien entendido, podrían acogerse a ello gran parte de las fuerzas progresistas y librepensadoras que existen en los distintos territorios del Estado.

En un caso así, permaneciendo unidas y unidos hacia una república federal, bajo la difícil de diseñar y generalmente invisible bandera de la justicia social, y no de otro modo, podríamos decir que Catalunya, con su deseo de cambio, nos ha enseñado a ser colectivamente mejores en este espacio y en este tiempo concretos.


* Sobre la palabra Catalunya, sabemos bien que en castellano se escribe Cataluña, sin embargo dentro de Estado español es práctica común respetar la grafía original de la mayoría de territorios, como en el caso de Euskadi.

Siguiente
« Anterior
Anterior
Siguiente »
0 Comentarios

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.