Reconquistar la historia es reconquistar la dignidad



Caballería Haussa en Níger

Por Ngoy Ramadhani Ngoma

Así como hace el pueblo judío constantemente con el genocidio nazi, difundiéndolo por doquier, a través de libros, películas y actos internacionales. De la misma manera deberíamos, el pueblo afro, reconquistar la historia y difundirla constantemente, para que no se olvide ni un solo segundo más. Es necesario que se conozca que antes de ser esclavizados fuimos pueblos, imperios con una historia. Así como hacen otras naciones con su historia la cual fija y legítima el comportamiento de su sociedad y cuyas decisiones políticas vienen antecedidas de una cultura con tradiciones y costumbres que crean en el imaginario social un cierto orgullo patrio.

"Pues la historia es la memoria del pueblo, y sin memoria el ser humano es relegado al rango de los animales más primitivos". (Malcom X).

En otras palabras, es muy necesario que podamos recuperar nuestra herencia que es nuestra potencia de transmisión, nuestra cadena de montaje, con la cual podamos construir un futuro, bajo nuestros intereses negociados y no impuestos. Recuperar nuestra memoria colectiva, algo así como rehabilitar la historia negra, la historia negra a secas.

Espero no sonar descabellado si digo que me parece una injusticia que a las nuevas generaciones de niñas y niños afros de padres inmigrantes no tengan historia que transmitir, (hijos e inmigrantes entendámoslo como un daño colateral del neocolonialismo que tras la Segunda Guerra Mundial devora África). Que se crea que estos hijos e hijas fueron fruto del azar, y que fue a partir de la colonización cuando comenzó la historia de África, pues lo único que se muestra en los libros de texto son los llamados "pueblos primitivos".

Por lo tanto, cuando escuchéis a un afro decir cosas como: "los árabes nos invadieron y gracias a Pelayo o al Cid Campeador reconquistamos España" o que pertenece "al imperio donde nunca se ponía el sol". Entonces decidle, STOP, perdona pero esa no es tu historia y ni siquiera la de tus padres. Decirles a continuación: descubre tu historia.

Pues deben saberse importantes cuestiones como que la influencia africana negra, no parte de la esclavización, y ni siquiera de las invasiones a la Península Ibérica, sino de 3000 a 5000 años atrás, por rutas migratorias hacía Asia, movidos por intereses comerciales en su mayoría. De modo que la población afrodescendiente más grande del mundo no se encuentra en América como se suele pensar sino en Asia como afirma Runoko Rashidi. También hechos como por ejemplo, el enfrentamiento en 1464 entre el rey Sonni Alí y Mansa Musa en que fue uno de los emperadores más grandes del mundo. Sucesos que dieron como resultado el imperio Songhai, uno de los mayores imperios islámicos de la historia, hechos que transformaron África y también el mundo occidental debido a su repercusión exterior.

Todos estos acontecimientos es importante que se reescriban para su posterior difusión. "Pues la historia occidental negó que los africanos negros pudieran crear una arquitectura como la de las pirámides o la invención autónoma de la escritura, la medicina, la geometría y tantas otras ciencias y artes." (Antumi Toasijé 2013) como se han encargado de demostrar profesores como Cheikh Anta Diop, Martin Bernal o Antumi Toasijé entre otros.

¿Cómo puede pues una persona entender su identidad si no conoce su historia? ¿Por qué las y los afros se quedan sin respuesta ante cualquier acusación o insulto sobre los orígenes de su pueblo? ¿Cómo proyectar un futuro fiable y digno sin la base del conocimiento primario? 

Definitivamente veis que es necesario estar armados con el conocimiento del pasado, para poder trazar con confianza el curso de nuestro futuro. Pues la cultura es un arma indispensable en la lucha por nuestra libertad. Debemos pues apoderarnos de ella y forjar el futuro con el pasado. En otras palabras, se trata de reanudar el hilo roto de la memoria y de la cultura, de apoyarse en ese pasado para existir dignamente y poder así proyectarnos en el futuro.

En conclusión, comunidad social, historia y cultura están de este modo indisociablemente vinculadas a la dignidad humana, y el conocimiento de África es inseparable de estos conceptos. Ya que el vínculo el que une a los afros del mundo aparte de la experiencia común de la opresión, es África.