Estevanico, el gran explorador negro de Norteamérica


Por: Rian de la Torre
www.myladysaba.com

A lo largo de la historia de la colonización europea han habido grandes mujeres y hombres negros que contribuyeron enormemente a escribir dicha historia con sus hazañas, sin embargo hoy en día sus nombres brillan por su ausencia en los libros de texto sobre historia colonial.

Hoy quiero contar lo que no nos contaron en la escuela en las clases de historia española rescatando a Estevanico (1500-?) o Esteban, del cuál sólo conocemos su nombre de cristiano converso, del baúl de los recuerdos que era un hombre norteafricano esclavizado a los 23 años por los portugueses y vendido a un noble español llamado Dorantes de Carranza, procedente de Marruecos que sobrevivió junto a otros cuatro, incluido Álvar Nuñez Cabeza de Vaca, Alonso Castillo Maldonado y el propio Carranza, en una expedición que inició Pánfilo de Narváez en 1528 hacia lo que sería la futura Florida, en la costa del Golfo de México, acompañándose para dicha empresa de 400 hombres aproximadamente.

Tras el estrepitoso fracaso de Narváez que pretendía emular las hazañas de Hernán Cortés por el Nuevo Mundo, los cuatro supervivientes, del barco naufragado de la expedición en la costa de Florida, anteriores se convirtieron en prisioneros de los americanos originarios (llamados "indios") pero gracias a algunos conocimientos curativos que poseía Álvar Nuñez , los cuales trasmitió a sus otros tres compañeros, les permitió ganarse una buena reputación entre los americanos lo que posteriormente les permitió obtener su libertad. Los cuatro cautivos, especialmente Estevanico, dominaban además seis idiomas de Norteamérica lo cuál les permitía comunicarse con facilidad. Los cuatro hombres subsistieron unos ocho años antes de alcanzar finalmente en 1536 la Nueva España conocida ahora como Sinaloa, situada en la parte Noroeste de México. 

Estevanico posteriormente fue enviado por el Virrey de la Nueva España de entonces, Antonio de Mendoza, junto con Fray Marcos de Niza y algunos americanos a por la búsqueda de las Siete Ciudades de Cíbola. Aparentemente que Cíbola era una ciudad llena de riquezas que durante la época de la conquista del nuevo mundo se suponía que estaba situada en algún lugar de lo que hoy se conoce como norte de México y el suroeste de Estados Unidos.

La leyenda de las Siete Ciudades se originó en la época en que los árabes conquistaron la Península Ibérica (donde permanecieron durante casi 800 años y enriquecieron culturalmente la península Ibérica con sus avances, su elevado conocimiento y su cultura de paz) donde según cuenta un relato siete obispos partieron de allí para quedarse en una tierra situada al oeste, atravesando el mar, donde cada uno habría fundado su propia ciudad. El descubierto de América y ciertos rumores sobre la existencia de grandes ciudades hizo que Fray Marcos intuyera que ésas podrían ser las legendarias Siete Ciudades.

Durante dicha búsqueda Estevanico acabó liderando la expedición porque conocía bien la zona explorada por haber pasado 8 años anteriormente tratando con naciones de americanos antes de llegar a Nueva España. Finalmente se cuenta que Estevanico, el explorador negro, que además era conocido entre los americanos originarios por ser un gran médico encontró las Siete Ciudades y según relata prejuiciosamente Pedro Castañeda fue capturado por los "indios" que habitaban en Cíbola porque la historia que Estevanico les contó sobre que él fue mandado por los blancos allí a los líderes americanos de Cíbola, que estuvieron reunidos unos días para deliberar que hacer con su prisionero, no fue creído por los mismos porque no pudieron creerse que él proviniese del mismo lugar que los hombres blancos siendo él mismo un hombre negro.

Sin embargo Ronald Sanders en el libro Lost Tribes and promised Lands contrarresta la versión de Castaneda alegando justamente que la “fantasía racista” del cronista estaban hechas sin fundamento sólido puesto que los americanos originarios, según una leyenda, ya sabían que la conquista de los hombres blancos a América tendría lugar hecho que se constató cuando Montezuma, al llegar Hernán Cortes a su ciudad, le entregó pacíficamente las llaves de la misma.

En “las narrativas de la expedición de coronado” que escribió Castaneda se le da un trágico final al heroico Estevanico, al cuál se le atribuye una muerte violenta en 1539 en manos de los americanos de Cíbola. No obstante esa supuesta muerte se pone en tela de juicio puesto que como de nuevo afirma Sanders existe una tradición Zuñí (una nación de americanos que vivían en “las siete ciudades de cíbola”) que perdura todavía, Estevanico no murió en manos de los americanos originarios sino que escapó para posteriormente convertirse en un poderoso jefe de ellos.

Sea como fuere y a pesar de las manipulaciones de la historia, Estevanico pasó a la historia, como el gran explorador negro puesto que exploró Arizona y México lo que lo convierte oficialmente en la primera persona negra conocida en habitar las tierras norteamericanas. Estevanico poseía además una educación y unas extraordinarias capacidades de supervivencia probablemente adquiridas de su país natal.

Estevanico es una gran figura y un héroe, desconocido por muchos, de la historia no sólo negra sino también de la historia colonial de España en América cuya narrativa ha sido contada parcialmente y que es necesaria rescatar para conocer bien la Historia Universal completa y no caer en “el peligro de una sola historia”.

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.