Autogolpe de Obiang en Guinea

Por: Teodoro Bondjale
Federación de Asociaciones de Africanos en Canarias (FAAC)

Tras la noticia del cerco a la sede de Ciudadanos por la Innovación en Guinea Ecuatorial, en pleno proceso electoral, ahora Obiang aparece como el único capaz de mantener la estabilidad y garantizar los intereses de las inversiones extranjeras en el país. Ganará las elecciones sin más disimulo.

El voto del miedo, el miedo que se propone a Occidente, ya lo utilizaron en su momento Gaddafi, Hasan II, Omar Bongo, Mobutu Ses seko, Idi Amin Dadá. Esto ya lo ensayó también Macías y se sabe que funciona: a los pueblos se los somete con hambre en todos los sentidos, hambre de educación incluida, y miedo sobre todo. El miedo nos retrotrae al cerebro de reptil que tenemos todas y todos, nos bloquea el pensamiento racional. 

Guineanos en silencio amordazados. 


Esto me recuerda el 5 de marzo del año 1969. El día que empezó a Morir La joven República de Guinea Ecuatorial que apenas contaba con 7 meses de edad. El autogolpe de Macias ganó y España se calló y silencio a otras voces. Yo tenía 18 años. Ahora voy a cumplir 65 años, sigo en lucha contra la Tiranía y la traición de nuestros principios democráticos: Igualdad, Unidad, Paz, Justicia, como reza el lema del país. 

La igualdad propuesta por Uganda, conocido familiarmente como “Ojandja”, e Itanguino a Atanasio y al MONALIGE Ndowé (Movimiento Nacional de Liberación de Guinea Ecuatorial), se omitió por motivos estratégicos. Se dijo que el colonialismo nos había igualado y la lucha por la independencia era la prioridad. Hoy la Igualdad de los pueblos de Guinea se ha convertido en una prioridad. Uganda tenía razón, una vez más. Ahora lo veo claro con mis 65 años. 

Ubuntu na Iboto para las guineanas y los guineanos. 

Siguiente
« Anterior
Anterior
Siguiente »
0 Comentarios

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.