La última tragedia mediática tras la muerte del León Cecil

La última tragedia mediática o "inmediática" de la que todo el mundo está hablando ahora es la muerte, en manos de Walter James Palmer, del León Cecil que era un león único en su especie, la Súper Estrella del parque nacional Hwanke de Zimbabwe que se  ha convertido en el león más famoso de la historia superando incluso al Rey León y ha recibido apoyo de muchas personas que han hecho manifiesto su descontento por tan brutal asesinato.

Cecil the lion Wikimedia Commons 
Toda esta atención mediática que ha recibido Cecil me parece honorable y conmovedor pero también me hace cuestionarme en qué clase de mundo vivimos, ¿porque la gente puede mostrar su descontento masivamente ante un hecho así y no muestran el mismo apoyo a los afroamericanos y afroamericanas que están siendo asesinados gratuitamente en mano de la policía en Norte América?¿Por qué la personas pueden demostrar tanta compasión ante la muerte de Cecil y no muestran ninguna compasión  por los millones de prófugos que huyen despavoridos de sus países y llegan a los países occidentales en busca de nuestra ayuda?¿Por qué la gente se preocupa más por un León matado en Zimbabwe que por los ciudadanos de ése país?


Por: Rian de la Torre

No quiero decir con esto menospreciar la buena voluntad de las personas que están denunciado el atroz hecho de asesinar de forma indiscriminada a un león por una gran suma de dinero, sólo pretendo poner sobre la mesa algunas cuestiones relevantes que no se están teniendo en consideración. Yo soy la primera que apoyo y respeto a los animales, de hecho les amo tanto que no me los como, me hice vegetariana entre otras razones por eso. No obstante por mucho que apoye la vida de los animales en este momento veo más relevante apoyar también, y ahora más que nunca, a seres humanos  que están sufriendo injustamente situaciones inhumanas y que no tienen la misma atención por parte de los medios que está recibiendo la muerte de Cecil.

Condenamos la caza furtiva de animales y no hacemos lo mismo con la matanza indiscriminada de hombres, mujeres y niños inocentes ni protestamos para que leyes que impiden que las personas puedan viajar a otros países del "primer mundo· en busca de una vida mejor no sean aprobadas.

Después de la primera Guerra Mundial millones de españoles, italianos, alemanes y demás ciudadanos europeos fueron a poblar América del Sur sin que se les pusiera restricciones. La ONU admite que personas inmigrantes  tienen derecho a entrar en países Occidentales para optar por una vida mejor pero ahora la Comunidad Europea, alegando que no queda espacio en Europa para los que quieren mejorar sus vidas, pretende separar a los prófugos y a los inmigrantes en dos grupos distintos y acoger sólo a los prófugos porque, según ellos, las personas que inmigran no están en "peligro de extinción" y sólo quieren venir a Europa a mejorar su condición económica. Esto es inadmisible porque todo ser humano está en su derecho de ir en busca de una vida mejor donde sea. ¿Qué habría ocurrido si tras la Segunda Guerra Mundial se hubiese negado la entrada en América a los millones de personas que fueron allí para mejorar sus condiciones de vida?

Me sorprende la facilidad con la que muchos humanos, una vez que ya han superado ciertas dificultades y que poseen amplias zonas de confort, olviden el sufrimiento de otros seres humanos que están viviendo ahora mismo situaciones parecidas a las que ellos, o sus padres, tuvieron que pasar anteriormente, ¿dónde queda entonces nuestra solidaridad, nuestra indignación ante éstas injusticias?

Cabría cuestionarse la hipocresía de los medios de comunicación que dan más atención a unos sucesos (que venden) que a otros más relevantes sobre los que los ciudadanos del mundo tienen también el derecho a que se les informe. Me temo que son "malos tiempos para la lírica" y que si no desarrollamos el pensamiento crítico corremos el peligro de apoyar causas aparentemente nobles que en el fondo sólo le sirven de tapadera a los gobernantes mundiales para ocultar las verdaderas tragedias, ésas que importan de verdad.


Descansa en paz Cecil.

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.