Apartheid en la República Dominicana

   

En estos momentos mientras algunos se preparan para comenzar sus vacaciones estivales, al otro lado del océano el gobierno de República Dominicana quiere deportar a  miles de haitianos (60.000 para ser más exactos) alegando falsamente que no tienen papeles. Muchos de esos haitianos nacieron en Santo Domingo o inmigraron allí para trabajar duramente en campos de azúcar de caña u otros trabajos no cualificados e igual de duros que el primero. Muchos no tienen papeles porque a pesar de nacer allí o llevar años trabajando para ese país el gobierno les niega la nacionalidad.

Por Rian De La Torre
La mayoría de los dominicanos niegan su ascendencia africana al contrario que los haitianos que son bien orgullosos de sus ancestros africanos y por eso no han vendido su alma a los  norteamericanos. Lamentablemente todavía hay dominicanos y dominicanas que llaman a sus hermanos “negros y sucios” y alegan que los dominicanos no proceden de los africanos sino que tienen sangre indígena. Esto es debido a políticas educativas eurocéntricas (cuyo objetivo erradicar el sentimiento de comunidad entre los negros del Caribe) porque  que yo sepa cuando nuestros ancestros fueron llevados a América en contra de su voluntad y para ejercer de esclavos, los indígenas Taino, (que eran los  predominantes en RD) habían muerto a causa de las enfermedades contraídas de colonos europeos y los abusos del sistema de trabajos forzados. Está claro que en RD ha habido algo más de mestizaje que en Haití, pero en resumidas cuentas las raíces de los haitianos y los dominicanos son las mismas.
                 

Durante 22 años  Haití y RD estuvieron unidos bajo una misma nación hasta que algunos esclavistas blancos convencieron a los dominicanos negros para  luchar contra sus  compatriotas (porque Haití representaba según ellos todo lo “malo”) para lograr su “independencia”. Me he enterado recientemente de que cuando los dominicanos celebran el “Día de la independencia” celebran su liberación de los haitianos y NO de los americanos. Esto, señoras y señores, creo que dice bastante del determinado nacionalismo dominicano. Los Haitianos serán pobres pero son muy trabajadores, están orgullosos de sus ancestros y además no se han vendido al “Tío Sam”.

Me pone triste, como mujer negra y ser humano consciente, ver cómo mucho de nosotros hemos internalizado el racismo de los opresores a niveles escalofriantes y dañinos. Este triste episodio del pueblo afro debe solucionarse de alguna manera. Debemos dejar de negarnos, de negar nuestra valía, de negar nuestra grandeza, de negar nuestra sangre y de negar a nuestros orígenes. La esclavitud hace tiempo ya que se abolió, por lo menos en los documentos escritos por la ley de los diferentes estados donde vivimos, pero veo que sigue viva entre nosotros. Cuando un afrodescendiente descalifica a otro con una serie ingente de improperios mal sonantes, en realidad se está insultando también a sí mismo y a su Pueblo. Este odio gratuito y autoinfringido durante generaciones es lo que hace que nos cueste tanto identificarnos unos con otros y por lo tanto avanzar hacia delante. Debemos, en mi opinión, aprender del pasado para no repetir lo mismo una y otra vez hasta la eternidad. Si queremos que el mundo deje de discriminarnos y “dispararnos” debemos dejar de hacernos daño a nosotros mismos. Como dijo Frederick Douglas, “Nadie puede poner una cadena en el tobillo de su prójimo sin tener el otro extremo alrededor de su cuello”.

Nos quejamos mucho de que no hay justicia social para los negros, nos quejamos del racismo institucional pero y ¿qué hay de las injusticias que nos hacemos entre nosotros mismos? Para mí está claro que hasta que no venzamos, como comunidad, a “los fantasmas del pasado” no conseguiremos que el mundo nos vea de forma igualitaria ni conquistaremos políticas  sociales más justas para nuestro pueblo de forma permanente. Luchando de forma independiente y desorganizada tampoco lograremos nada, la única manera de ganarle terreno  a la “esclavitud moderna” es trabajando unidos.


2 comentarios

Parece mentira que los dominicanos gente negra hagan estas estupideces

Si, ver para creer, y a día de hoy todavía hay miles de Haitianos que siguen sin regulizar su situación.

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.