Brasil: Racismo en los medios, invisibilización y estereotipos

· "Si ves televisión en Brasil, piensas que todos los brasileños son rubios de ojos azules", decía hace unos años el director de cine Spike Lee.

· En la mayoría de las ocasiones, los personajes negros han sido construidos sobre estereotipos simplificadores.

· Los negros... ...Se encuentran habitualmente asociados con la fealdad, la suciedad, la maldad o la tragedia. 

Por: Pedro Edu Hondo

Algo más de la mitad de la población del Estado de Rio de Janeiro está compuesta por negros y personas de ascendencia mixta ("mulatos"). Al visitar la capital carioca, sin embargo llama la atención el contraste entre la realidad demográfica del lugar y la casi total ausencia de diversidad étnica en la prensa.

Quiosco de prensa en el centro de Rio de Janeiro. Foto del Autor.
Prácticamente, sólo encontramos personas blancas en las portadas y los contenidos de la prensa local, y lo mismo sucede en la publicidad. ¿Y en la televisión? En los contenidos de las televisiones brasileñas, las personas negras aparecen poco o nada, ocupan tradicionalmente roles subalternos, rara vez presentan un programa, jamás conducen los informativos.

"Si ves televisión en Brasil, piensas que todos los brasileños son rubios de ojos azules", decía hace unos años el director de cine Spike Lee, desolado con el panorama mediático que encontró al visitar el país. Parecería que por decreto el deporte, la música y el baile son los únicos ámbitos en los que personas negras pueden destacar en los medios.

Brasil es un caso de libro para ilustrar la falta de representación de los africanodescendientes en las sociedades iberoamericanas, que permite identificar con nitidez los mecanismos de invisibilización y estereotipos predominantes que operan en nuestros medios de comunicación.

Asumiendo que el contexto social es muy diferente en las diferentes geografías, puede ser interesante extraer algunas conclusiones generales sobre cómo se reproducen el racismo y la discriminación en la región.

Vamos por tanto a analizar los principales discursos que los medios brasileños han desarrollado a lo largo del tiempo, perpetuando un conjunto de estigmas del pasado y proyectando una imagen distorsionada de la realidad social. Se anima al lector o lectora a buscar paralelismos entre estos arquetipos y los que rigen en su propio entorno.

El estereotipo del “malandro” es ambivalente, inestable, astuto, erótico, y a veces violento.

1. Literatura y cine
En la mayoría de las ocasiones, los personajes negros han sido construidos sobre estereotipos simplificadores. El primero de ellos es el del "buen criollo", descendiente del "buen esclavo", servil y e fiel a los señores, capaz para el trabajo arduo y dependiente del paternalismo del blanco. Después aparece a "mama negra", sufridora y conformista, dedicada íntegramente a una familia blanca.

Las mujeres negras abdican de su condición de madre para no perjudicar el futuro de sus hijos, reconociendo ocupar el último lugar en la escala social, como ocurre en la novela “Mãe” de José de Alencar.  


Otro estereotipo digno de mención es el del "negro enfadado": violento, cruel y rebelde, que presenta características determinadas por su brutalidad. Es además ese negro politizado y militante del cine en cintas como “Ganga Zumba” o “Quilombo”.


También está el "negro viejo“, presentado como pasivo, conformista y supersticioso, una especie de contrapunto del negro militante. Relacionado con los contadores de historias africanos, su misión es mantener la tradición oral a través de cuentos, leyendas y genealogías (como se describe en la obra de los escritores Gilberto Freyre y José Lins do Rego).


El estereotipo del “malandro” es ambivalente, inestable, astuto, erótico, y a veces violento. En la literatura, ejemplos célebres son Chico Juca en “Memórias de um sargento de milícias” de Manuel Antonio de Almeida, o Firmino en la obra maestra “O cortiço” de Aluísio Azevedo. Un ejemplo en el cine es Zé Pequeno en la película “Ciudad de Dios”.


Se estereotipa también el erotismo con el "negro pervertido" y la "mulata sensual", siempre con sentimientos de inferioridad con respecto a los personajes blancos. El arquetipo del “negão” posee características otorgadas en el candomblé a Exú (sensualidad y violencia), es el terror de los padres de familia, el vengador social. En la pieza de teatro “Anjo negro” de Nelson Rodrigues, el terrible Ismael amedrenta a todos con su sensualidad y complexión física aventajada.


El negro está permanentemente bajo sospecha.

2. Prensa
El negro está permanentemente bajo sospecha. Los principales estereotipos observados hasta la actualidad son: la correlación con profesiones inferiores, los problemas con la policía, el negro como centro de una noticia escandalosa, el uso de metáforas negativas sobre el negro y positivas sobre el blanco, la supuesta inferioridad intelectual del negro, y su tendencia irresponsable a crear caos y situaciones desorganizadas.

En los periódicos, esta imagen queda circunscrita a asuntos policiales, deportes y música en la sección cultural.


En una noticia sobre el carnaval de Salvador de Bahía se mostraron 58 rostros de personalidades de la ciudad con la frase "el color de esta ciudad... el canto de esta ciudad... son ellos y ellas". Entre los rostros no había ni un solo negro, en una ciudad donde las personas negras constituyen el 80% de la población.


Análogamente en la publicidad de revistas, los negros aparecen fotografiados en una proporción muy baja, y es que según muchos empresarios es negativo que los brasileños negros se vean asociados con sus marcas. En la publicidad se da un alto índice de representación del negro como receptor de caridad.


El reciente aumento de presencia negra en la publicidad continúa circunscribiéndose al mundo del deporte. Observamos que las principales causas y reivindicaciones africanobrasileñas, como el sistema de cuotas raciales en las universidades y las políticas sociales para los pobres, encuentran un gran obstáculo en las publicaciones de la prensa conservadora (significativamente en la revista Veja, quizás la más importante). 


Los negros son la mitad de la población del país, pero aparecen en televisión menos del 10% del tiempo

3. Televisión
Se repiten los arquetipos asociados al fútbol, al carnaval y a las noticias policiales. Los negros son más de la mitad de la población del país, pero aparecen en televisión menos del 10% del tiempo y en publicidad en televisión menos del 5%.

Las telenovelas son quizás uno de los espacios más determinantes para la creación de conceptos colectivos. En ellas se invisibiliza la presencia de los brasileños negros en la sociedad y se distorsiona el contexto en el que viven.


Las televisiones y en particular la cadena TV Globo son las grandes sustentadoras del mito brasileño de la democracia racial: el racismo disimulado, la negación de que existan problemas de orden racial en el sistema. Según este mito, Brasil es una gran nación de tres razas (indios, blancos y negros), en la que todos conviven en armonía. La construcción del mito omite el hecho de que los indios prácticamente desaparecieron y que sus descendientes han sufrido terribles condiciones de desigualdad, junto con los descendientes de los esclavos negros.



Los protagonistas de la telenovela "Da cor do pecado"

La presencia de actores negros en papeles principales de telenovelas es prácticamente inexistente, y representan roles subalternos en escasos papeles menores sin importancia en la trama. En la televisión, eso sí, el estereotipo de mujer negra asociado a la libido encuentra un terreno fértil para su propagación. En 2004, la primera telenovela protagonizada por una actriz negra (Taís Araújo), tenía el tendencioso título de “El Color del Pecado” (evidentemente, el “pecado” en cuestión era la lujuria).

En los programas humorísticos de Brasil, a su vez, se trata a los brasileños negros de forma discriminatoria aplicándole alguno de los ya citados estereotipos.


En general, la categoría de “políticamente incorrecto” es el discurso eufemístico por excelencia para diseminar prejuicios negativos sobre el negro.

...el blanco aparece como el lógico representante de la especie humana, con sus atributos elevados a la categoría de universales

4. Literatura infantil y libros didácticos
En ningún momento el vocabulario utiliza términos raciales, en un discurso en la escuela que oculta los procesos de discriminación. Se observa que los personajes negros están subrepresentados en textos e ilustraciones (un estudio entre reveló que entre 1976 y 2004, por cada personaje negro se registró la presencia de 16,2 personajes blancos), y éstos permanentemente discriminados, de forma abierta o latente.

Los negros son estereotipados cuando aparecen en las ilustraciones, y normalmente cumplen roles sociales poco valorados. Se encuentran habitualmente asociados con la fealdad, la suciedad, la maldad o la tragedia. También aparecen en un entorno familiar con menor frecuencia. Sin embargo, el blanco aparece como el lógico representante de la especie humana, con sus atributos elevados a la categoría de universales, negando la existencia de los no-blancos. Es el sujeto de los procesos históricos en detrimento de las otras razas, que son tratadas como objetos. Desempeña una mayor variedad de profesiones, y en general las de mayor prestigio y poder.


El blanco es representado en la práctica totalidad de las posiciones de destaque que haya en una publicación. Un buen ejemplo es “La turma de Mônica” de Maurício de Sousa, la más famosa serie de cómics infantiles brasileña. Usada para vender diversos productos para niños desde su creación en los años 60, una casi total ausencia de personajes negros contrasta con la función didáctica que pretende desempeñar.



Personajes del programa “O sítio do Pica-Pau Amarelo”
En esta línea otra popular colección infantil, “O sítio do Pica-Pau Amarelo” de Monteiro Lobato, fue llevada a la pequeña y a la gran pantalla. Posteriormente, la serie de la TV Globo fue retirada en Angola debido al personaje de la tía Nastácia, vieja cocinera bondadosa e ignorante, fue correctamente interpretada en Angola como un ejemplo de sometimiento al poder del blanco.

¿Democracia racial?

Se articula así el llamado "racismo a la brasileira" de la democracia racial: lo que no puede ser dicho (la existencia efectiva de racismo), se silencia. Mientras tanto, se perpetúa así el rol de las mujeres negras como inferior al de los hombres negros, ambos inferiores al de las mujeres blancas, a su vez por debajo del rol del hombre blanco. ¿Democracia racial? no, una gran combinación de racismo y machismo, en realidad.


                                                                                                                


Pedro Edu Hondo (Madrid, 1976) es Ingeniero de Telecomunicación, con estudios de Marketing y de Relaciones Internacionales. Es funcionario del Estado español y ha trabajado como consultor de empresas. Como experto de Naciones Unidas en el nordeste brasileño (2006-2007), se interesó por las políticas de igualdad racial y el movimiento negro. Regresó en 2008 para documentar un estudio sobre la resistencia en los quilombos. Desde 2009, colabora con la estructura española de la UNESCO en iniciativas para el estudio de las culturas de raíz africana en Iberoamérica. Conoció la realidad social de Río de Janeiro como estudiante de postgrado y consultor de estrategia (2011-2013).

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.