Policía sudafricana dispara y mata a mineros huelguistas

La jefa de la Policía sudafricana, Riah Phiyega, ha justificado la actitud de sus agentes en los incidentes registrados el jueves en una mina de platino de Marikana.

Fuente: http://www.miamidiario.com

Policías se mantienen alertas frente a varios cadáveres tras de que dispararan contra numerosos mineros huelguistas que supuestamente se les habían abalanzado cerca del pueblo de Rustenburg, Sudáfrica, el jueves 16 de agosto de 2012. Los inconformes pertenecen a la mina de platino de Lonmin, que está paralizada.
Johannesburgo.- La policía sudafricana disparó contra mineros huelguistas que se lanzaron contra agentes que intentaban dispersarlos, con resultado de varios trabajadores muertos y heridos, en uno de los peores tiroteos en que se hayan visto implicadas las autoridades desde el fin del apartheid.

La policía se abstuvo de precisar la cifra de muertos y heridos tras el incidente ocurrido en la mina Lonmin PLC, cerca de Marikana, un poblado polvoriento a unos 70 kilómetros (40 millas) al noroeste de Johannesburgo.

Sin embargo, el portavoz del ministerio de la policía, Zweli Mnisi, reconoció que algunos mineros murieron y que aumentó el número de policías y soldados que rodearon los albergues y chozas cerca de la mina de platino de Lonmin.

Posteriormente, la jefa de la Policía sudafricana, el comisario Riah Phiyega, ha justificado la actitud de sus agentes en los incidentes registrados el jueves en una mina de platino de Marikana, al tiempo que ha confirmado la muerte de 34 mineros por disparos de las fuerzas de seguridad en esos altercados.

"Los agentes de Policía tuvieron que emplear la fuerza para protegerse de los grupos atacantes", ha asegurado la comisaria Phiyega, que ha incidido en que los policías actuaron en todo momento en defensa propia tras ser atacados por manifestantes armados. Además, ha explicado que 78 personas resultaron heridas y que 259 fueron arrestadas en esa jornada.

Los disparos ocurrieron el jueves en la tarde cuando la policía no logró que los mineros huelguistas entregaran sus machetes, palos y otras armas.

Algunos mineros se retiraron del lugar, aunque otros, que portaban armas, comenzaron a entonar cánticos de guerra y pronto emprendieron una marcha hacia el poblado cercano a la mina, dijo Molaole Montsho, periodista de la Asociación de Prensa Sudafricana que estuvo donde sucedió el incidente.

La policía había disparado primero con un cañón de agua, después utilizó granadas de aturdimiento y gas lacrimógeno a fin de disolver a la multitud, señaló Montsho.

De súbito, un grupo de mineros se abalanzó por la maleza y la nube de gas lacrimógeno contra varios agentes, quienes abrieron fuego de inmediato. Varios mineros cayeron al suelo mientras se escuchaban los disparos que efectuaba la policía con fusiles automáticos y pistolas.

En las imágenes transmitidas por la televisora privada e.tv se escucha una andanada de armas de fuego automáticas que concluye cuando agentes de la policía gritan "¡Alto el fuego!". En ese momento, varios cadáveres se ven tendidos sobre el polvo y de algunos chorrea sangre.

En otra imagen, algunos mineros, con los ojos muy abiertos, miran a distancia a los agentes fuertemente armados y con arreos antidisturbios.

Los hechos causaron asombro porque ocurrieron en un país que ha sido modelo de estabilidad desde el fin del régimen racista blanco tras la realización de las primeras elecciones plurirraciales de 1994 en Sudáfrica.

El presidente Jacob Zuma dijo que estaba "conmocionado por esta absurda violencia".


Vídeo de Euronews
Siguiente
« Anterior
Anterior
Siguiente »
0 Comentarios

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.