Guinea Ecuatorial: "Por sus Narices"


Íntimo Abeso

Ayer en un cruce de opiniones con otro compañero de chat, en relación a una publicación que había colgado criticando la actitud moral de los políticos de mi país (Guinea Ecuatorial), un compañero me calificó como utópico, idealista, y un etc., todo en la misma linea... Tambien dijo que "los mayores de Guinea...", refiriendose a los dirigentes y políticos que gestionan actualmente los designios del país, cuando alguien les pedía cuentas de la actitud de total falta ética y moralidad con la que dirigen el país, suelen responder que "lo hacen así (roban y corrompen al país), por sus narices..." Yo le respondí que mi actitud, lo que criticaba en mi escrito, no reflejaba ni utopía ni idealismo, sino más bien "integridad moral..." Tengo la idea de que un político es un servidor público, al que se le encomienda por un periodo tiempo preestablecido que administre y gestione para beneficio de todos una sociedad, unos bienes comunes, etc. una vez cumplido el periodo de tiempo que les asigna el resto de la sociedad para esa gestión de lo común, una persona con amor a su país, a su gente, con principios, con integridad, con ética, con consciencia y con cultura, debe abandonar el cargo, y en todo caso retomarlo si, nuevamente, y solo si nuevamente, el resto de la sociedad le vuelve a designar para ese menester y, por supuesto, él acepta continuar en el cargo o en su encomienda. De hecho, mis modelos en ese sentido son políticos como el desgraciadamente asesinado Olof Palme (que habiendo dejado de ser presidente de su país, viajaba en autobús y andaba por la calle como un ciudadano más y era un señor muy respetado y querido por el mundo entero...), pero tambien Lula (expresidente de Brasil), Mandela (en Sudáfrica), el recientemente fallecido Manuel Fraga (que supo evolucionar de una dictadura a la democracia, siempre pensando en lo mejor para su país y sus gentes), y tantos otros...

La historia del mundo está llena de ejemplos de dirigentes, que con absoluta integridad moral y amor a sus países, a su gente, han sabido administrar y dirigir sus sociedades y sus naciones. Esas son las personas que verdaderamente han pasado a la historia de esas sociedades, esas comunidades han mantenido y se encargarán de mantener la memoria viva de esos grandes dirigentes y en agradecimiento a ello, se mantiene también una consideración y diría un mimo muy especial a sus familias y a sus descendientes. Creer que las cosas son y pueden ser efectivamente así, no es ni mucho menos ser utópico ni idealista. El día que creamos que la utopía sea justo lo contrario, es decir, que un dirigente de una nación no será nunca un dictador, ni robará, ni matará, ni encarcelará injustamente, que solo velará por y para el bien de las sociedades y los estados que dirigen, entonces habremos avanzado largo camino en el buen sentido en nuestros países.

Si los estados africanos tienen la mayor concentración de dictaduras por continente, ¿porqué no ser nosotros el modelo a seguir, el modelo que marque el buen camino...? ¿Por qué no ser el orgullo del continente negro...? Los malos dirigentes de nuestro país nos van a legar una muy mala herencia, a nosotros y sin duda, también a sus familias... Prácticamente hemos tirado por la borda el primer medio siglo de nuestra independencia, por lo que las siguientes generaciones tenemos que partir de cero y esperemos que nos dejen recursos para ello. Algunos de nuestros mayores de bien, empiezan a afirmar que se vivía mejor en la etapa colonial y eso es triste, pero a tenor de la evidencia, hay que pensar que razón no les falta. ¡Afirmar que vivíamos mejor como ciudadanos de segunda, como semiesclavos en nuestra propia tierra..., es de verguenza! Y así las cosas, pensar que las cosas pueden hacerse mejor, no es ni utopía, ni idealismo, es sencillamente realismo y muy cierto.




Siguiente
« Anterior
Anterior
Siguiente »
0 Comentarios

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.