Noticias

Eventos

Opinión

Cultura

Conocimiento

Entrevistas

Historia

Guinea Ecuatorial: ”...ESTE PAIS YA NO TIENE ARREGLO...”

Por: Fernando ABAGA EDJANG

“…La corrupción ya ha alcanzado un nivel escalofriante…”
“…La corrupción es normal en Guinea Ecuatorial…”
“…La violación es normal en Guinea Ecuatorial…”
“... La delincuencia es normal en Guinea Ecuatorial…”
“…Se roba en los bancos, en los ministerios, en las empresas…”
“…Una juventud enloquecida,…” 
“…No hay espíritu patriótico,…” 
“…Hay desorden en todas partes,…”
“…Este país parece estar poseído por un espíritu diabólico,…”
“…La educación, fatal; el deporte, fatal; la música va mal,…”
“…El enriquecimiento rápido y el dinero fácil son una obsesión,…”
“…No hay arroz en plaza, no hay harina en plaza,…” 
“…En el Hospital General no hay ni aspirina…”
“…El pueblo sufre… que Dios se apiade de nosotros… “

Estas frases no son mías ni de ningún otro “enemigo de la patria”, ni “exógeno” ni “endógeno”. No se trata ni siquiera de proclamas de un partido político de la oposición. Se trata, por el contrario, de unas estrofas que he extraído y traducido de varias canciones del cantante “Adjoening”, un joven cantante guineo-ecuatoriano que canta habitualmente en Fan, sobre la realidad “real” de Guinea Ecuatorial. Punto y aparte.

La nueva música guineana habla alto y claro
En mi artículo titulado “Cuanto Petroleo nos queda y para cuanto tiempo”, publicado en esta página el dia 8 de diciembre de 2010 y que se puede leer aquí http://www.guinea-ecuatorial.net/ms/main.asp?cd=ni7583, estimaba que Guinea Ecuatorial tenía una ventana de oportunidad de cinco años - de 2010 al 2015 - para poner las cosas en orden y evitar una verdadera calamidad. Y es que la producción del petróleo alcanzó su tope en 2008, lo cual implica que empezaría a bajar desde entonces, primero, lentamente, para acelerarse más tarde. Ya dije en otras ocasiones que la aparente abundancia no era más que puro espejismo, creado por el “Boom” petrolífero y no fruto de una buena gestión de la riqueza nacional por el régimen. Ello significa, entre otras cosas, que la desaparición del petróleo, que representa hoy en día la economía de Guinea Ecuatorial, lanzaría a nuestro maltrecho país en una caída libre hacia el abismo. El sector petrolífero tiene escasos vínculos con otros sectores de la economía nacional, a excepción de la construcción que depende del petróleo (“Construction Boom Theory, de la que ya hablé en otras ocasiones). Los demás sectores económicos, empezando con la agricultura, de la que vive la abrumadora mayoría de la población, se hallan sumidos en una profunda crisis, en clara manifestación de la famosa Enfermedad Holandesa.

Mientras que el régimen sigue celebrando la altísima renta per cápita, la tasa de crecimiento económico ha iniciado su descenso. Este indicador está bajando rápidamente, de 21,4% en 2007, a 10,7% en 2008, a solo 5,3% en 2009 y 0,9% en 2010. Si esto no es el anuncio de una crisis, pues, no sé que es. Y si se inyecta aquí la tasa de crecimiento demográfico, la situación se hace realmente dramática, sobre todo, en cuanto al impacto de estas tendencias en las vidas de las personas. Es posible que la población en general no lo sienta puesto que tampoco sintió la bonanza. En efecto, parece que el régimen todavía no se ha dado cuenta que la renta per cápita que tanto están celebrando, también ya está bajando. En efecto, la renta per capita, que alcanzó 27.816 dólares en 2008, una de las más altas del mundo, bajó a 17.944 en 2009, una perdida ciertamente brusca, de casi 10.000 dólares en solo un año. Es como si el país estuviese en guerra o hubiese sufrido una catástrofe natural. Y si a esta calamidad añadimos la corrupción crónica, la fuga de capital, el caos, la represión y la dictadura en general, se trata aquí de una situación claramente insoportable. 

Se sabe que el crecimiento económico de Guinea Ecuatorial proviene del sector petrolífero casi exclusivamente. Se trata de un sector que está vinculado fundamentalmente al exterior (mercado externo, mano de obra extranjera, capital extranjero, etc.) que a la economía nacional, como queda dicho. Entre otras cosas, la actividad de este sector está alimentada por la inversión extranjera. Es triste ver que la inversión directa extranjera se contrajo bruscamente, de 1.636 millones de dólares en 2009 a solo 695 millones de dólares en 2010, casi 1.000 millones menos. Es como si se tratase de una estampida. ¿Las empresas petrolíferas estarían abandonando Guinea Ecuatorial? O ¿estarían reduciendo sus actividades de prospección? ¿Cómo se explica esta súbita contracción en la inversión extranjera? Este “desenlace” puede ser fiel reflejo de que ya no quedan perspectivas de nuevos descubrimientos de petróleo, que las reservas conocidas son las únicas que existen. También demuestra que los sectores en los que se invierte en Guinea Ecuatorial son los sectores de carácter extractivo. No es fácil hacer negocios en Guinea Ecuatorial, campo en que este país está clasificado entre los peores del mundo, con un ranking de 161 de un total de 183 países. En estas circunstancias, si no es en los sectores extractivos, no se invierte en otros, que solo atraen a maleantes, oportunistas, especuladores y bandidos de todo el mundo. 

Algún “entendido” del régimen podría señalar el espejismo que estamos viendo, que para ellos significa progreso, para refutar lo descrito aquí. ¿Y cómo se financia espejismo? Fácil: endeudando al país y echando mano de las reservas acumuladas durante el “Boom”, como ya lo dije también en otras ocasiones. La central hidroeléctrica de “Djibloo” se está construyendo con un crédito chino, de unos 2.000 millones de dólares. Por su parte, las reservas se están agotando rápidamente. Según datos del Banco Mundial, las reservas de Guinea Ecuatorial han pasado, de 4.431 millones de dólares en 2008, a 3.251 millones de dólares en 2009, a 2.346 millones de dólares en 2010. O sea, en solo dos años, el régimen ha extraído casi 2.000 millones de dólares de las reservas y tomado un crédito de China, de unos 2.000 millones de dólares, un total de 4.000 millones de dólares para financiar la megalomanía del Fundador. Al paso en que van las cosas, nuestras reservas externas podrian desaparecer totalmente para el 2015. Mientras tanto, las reservas de Camerún han pasado de ser inferiores a las nuestras, a ser superiores a la vez que el régimen sigue cacareando tener las reservas más altas de CEMAC/BEAC. 

No es nada nuevo: muchos regímenes políticos, cuando se han visto en problemas, han intentado ocultar la crisis mediante la celebración de fiestas y demás acontecimientos nacionales para distraer a la población. El Fundador ya va por esta vía, que nunca ha dado buenos resultados. Solo en los dos últimos años, se ha celebrado la cumbre de la inútil Unión Africana, que nos costó casi 1.000 millones de dólares, según se lee por ahí. Ahí también está la CAN, cuyo coste todavía no conocemos, pero, que debe estar por ahí arriba. Y en vez de preparase bien como lo han hecho los demás países orgullosos de su nacionalidad, ¿qué hace el régimen? Comprarse un grupo de mercenarios traídos de todo el mundo; un equipo que algunos han llamado “The United Nations of Equatorial Guinea”, o “UN Equato”, una vergüenza, además de un ejemplo claro de que el dinero no lo puede todo. Si era para que se conozca a Guinea Ecuatorial, pues, ya adquirimos fama gracias a Eric Musambani, por su brillante actuación en aquella famosa piscina, sin que ello nos hubiese costado nada. Ahí también están los informes sobre la situación de los derechos humanos, las investigaciones realizadas por el Congreso americano, los múltiples pleitos por casos de corrupción y delitos varios en medio mundo, etc. Y si alguien esperaba cosechar algún punto político para llenar el doloroso vacío creado por el fracaso de un cierto premio que se intentó crear en la UNESCO, pues, no ha sido así. El grupo de mercenarios ha sucumbido fácilmente ante los Elefantes de Costa de Marfil, que han defendido orgullosamente los colores de su país, y no por promesas de dinero fácil. Mientras tanto, siguen las fiestas sin desaprovechar ninguna oportunidad para montar estúpidas celebraciones, además de la construcción de tonterías como la de Gbadolite II, dícese “Oyalá”, las mal llamadas infraestructuras. Acaso no se tiene constancia de lo que pasó con Gbadolite I de Mobutu tras la caída de éste? 

No todo está perdido. Todavía se extrae petróleo en Guinea Ecuatorial, generando importantes ingresos si bien, cada vez menores. Las reservas actuales todavía son respetables. Lo que hay que hacer es fácil: a) dejar de hacer tonterías, que tantos gastos inútiles están creando (cumbres sin importancia, gastos cuya finalidad no es otra que la ostentación y la megalomanía, además de celebrar fiestas sin nada que celebrar, la construcción de infraestructuras que no lo son, etc.), b) revisar la larguísima lista de proyectos (1.300 proyectos) para concentrarse en aquellos que son realmente prioritarios para el desarrollado sostenido del país (teniendo presente que el Fundador no es el país), c) utilizar sabiamente las reservas para sentar unas bases solidas para la era posterior al petróleo, a la vez que d) se evita todo endeudamiento innecesario. Lamentablemente, no hay ni voluntad política ni liderazgo. “Solo se vive una vez”, recuerda el Presidente Fundador a sus acólitos. 

Quizás tenga razón el joven cantante, que Guinea Ecuatorial “ya no tiene arreglo”. Esto es precisamente lo que quiere el Fundador, que la gente pierda la esperanza incluso de vivir. Y este es el daño más grande que ha hecho al país: ha quebrado totalmente a nuestra sociedad, la ha desposeído incluso de lo más esencial de la vida, la ha despojado de los valores éticos y morales básicos sobre las cuales se sostienen las sociedades prosperas. Reparar este daño, será la tarea más difícil con la que se enfrentarán los actores políticos y sociales de la era post-Fundador. Guinea Ecuatorial, a pesar del daño causado por el Fundador, todavía tiene arreglo, pero, no será un camino de rosas, sino un camino lleno de desafíos. Y el deseo de muchos guineanos, incluyendo al “Enemigo de la Patria” que este articulo escribe, es que en este año 2012 empecemos a “andar haciendo camino” en LA LIBERTAD.

Fernando ABAGA EDJANG
(Simple Ciudadano de a Pie, expresándose a titulo estrictamente personal)

Centro Panafricano

Africanidad.com es el Web-Blog del Centro Panafricano y de Estudios Panafricanos Kituo cha Wanafrika Asociación legalizada en 2006 con el objetivo de defender y promover la cultura africana, Centro Panafricano tiene Estatus Consultivo en el Consejo Econónico y Social de Naciones Unidas, más información en www.CentroPanafricano.com y en info@centropanafricano.com

No hay comentarios:

Leave a Reply

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.