Conmoción en Italia por asesinato racista


Un escritor y activista italiano de extrema derecha mató este martes a tiros a dos vendedores ambulantes senegaleses e hirió a otros tres en Florencia antes de suicidarse, en un ataque que conmocionó a la sociedad y al gobierno del país.
El autor de la matanza racista
El autor de los disparos fue identificado como Gianluca Casseri, de 50 años, quien se mató de un tiro en la cabeza en un mercado de la capital toscana al ser acorralado por la policía luego de disparar contra sus víctimas, dijo el fiscal de Florencia.
El presidente de Italia, Giorgio Napolitano, deploró lo que calificó de “asesinato bárbaro de dos trabajadores extranjeros” y denunció “esta explosión ciega de odio”.
En un comunicado, el jefe de Estado de la República llamó a las autoridades y a la sociedad italianas a “combatir de raíz toda forma de intolerancia y a reafirmar la tradición de apertura y solidaridad de nuestro país”.
La TV estatal RAI dijo que Casseri era un escritor simpatizante de Benito Mussolini y miembro de la Casa Pound, el grupo de cultura neofascista más importante de Italia, bautizado en honor al poeta norteamericano Ezra Pound.
El canal agregó que era conocido por la policía por participar en marchas racistas convocadas por su organización, que está dedicada a proveer de viviendas a familias sin techo y reivindica la soberanía y la cultura nacional y se opone a la inmigración.
El alcalde de Florencia, Matteo Renzi, describió al atacante como un “asesino loco y racista”.
“Florencia está llorando”, agregó el alcalde.
Según el fiscal de Florencia, Giuseppe Quattrocchi, el atacante llegó en auto a la plaza Dalmazia a la hora del almuerzo y abrió fuego contra tres vendedores senegaleses, de los cuales mató a dos y dejó a otro herido, y luego escapó.
Después fue hasta el mercado de San Lorenzo, que queda cerca de la plaza, y aparentemente abrió fuego nuevamente contra dos hombres, también inmigrantes senegaleses, antes de suicidarse de un tiro en un estacionamiento subterráneo del mercado.
Los heridos, un hombre de 42 años con un tiro en el abdomen, otro de 32 con heridas en el pecho y otro de 37, quedaron en condiciones graves, dijeron autoridades citadas por la agencia de noticias DPA.
Después de conocerse la noticia de los tiroteos, varios inmigrantes senegaleses realizaron una marcha de protesta espontánea por las calles de la ciudad.
Los inmigrantes chocaron con los efectivos al saber que otros dos senegaleses habían sido heridos en un segundo incidente.
El alcalde Renzi recibió más tarde a una delegación que representaba a los inmigrantes senegaleses, muchos de los cuales venden objetos de cuero, entre otros, a los turistas que visitan la ciudad italiana cada año.
Un importante miembro del Partido Democrático italiano, de centro-izquierda, y ex candidato a primer ministro, Walter Veltroni, dijo que el ataque era “barbarismo puro” y el fruto del “clima de intolerancia hacia los extranjeros creado en los últimos años”.
El ataque en Florencia ocurrió el mismo día en que un hombre armado con granadas y un fusil de asalto mató a 3 personas e hirió a 75 en la ciudad belga de Lieja al disparar sobre una multitud que hacía sus compras de Navidad.
El hombre, que se suicidó, tenía antecedentes penales y de posesión de drogas ilegales y al parecer no actuó por una motivación política, dijeron autoridades belgas.
A mediados de este año, en Noruega, un ciudadano de ese país, al parecer motivado por el odio a los inmigrantes, mató a 77 personas en dos ataques con bomba y con un fusil.

Siguiente
« Anterior
Anterior
Siguiente »
0 Comentarios

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.