España: Carta de la Plataforma de estudiantes no comunitarios contra la subida de tasas




Los estudiantes no comunitarios de la Universidad de Valencia, reunidos  en Valencia, el día 4 de Noviembre de 2011, han creado la Plataforma de Estudiantes No Comunitarios Contra la Subida de Tasas. Reivindicamos una enseñanza pública de calidad que no excluya a nadie y estamos en contra del pago integro de la matricula que propone la Generalitat Valenciana para los no comunitarios.  



Carta de la Plataforma de estudiantes no comunitarios contra la subida de tasas

Hemos tenido conocimiento de que, al recorte del 10% del presupuesto de las universidades realizado en 2011, cuya consecuencia ha sido la subida de más del 7% de las tasas universitarias para todos los alumnos, se va a añadir otro recorte del 10% en 2012; es decir, que en dos años se ha recortado el presupuesto de las universidades valencianas en un 20%.

Las medidas inmediatas que se barajan son:
  • Cobrar el importe íntegro de la matrícula a los estudiantes de países no comunitarios, lo que supone pasar a pagar por la matrícula de un curso de los 800€ que actualmente se paga de media a los 6.000 € que cuesta un año de grado. Esto supone expulsar a cientos (si no a miles) de estudiantes de la universidad a cientos si no a miles de estudiantes que hasta ahora gozaban de los mismos derechos que los estudiantes de los países comunitarios. Supone, igualmente, restringir el acceso a todos los estudiantes no comunitarios que terminarán su formación secundaria para tratar de acceder a la universidad. 
  • Cobrar 90€ a todos los estudiantes por utilizar servicios tales como biblioteca, aparcamiento, etc.
Nos sentimos injustamente discriminados y expulsados del sistema universitario, muchos nos vamos a tener que ir a estudiar a otra parte si queremos continuar con nuestras carreras dado que no nos podemos permitir 6000€ por año para un grado, pero no sólo nosotros, ningún estudiante medio.

Somos conscientes de que somos el maniquí sobre el que probar un durísimo plan que, de ser aplicado, terminaría privatizando y destruyendo las universidades públicas, como ya ha empezado a hacer la Generalitat al aplazarles en 2008 el pago de 800 millones de euros hasta el año 2022, lo que obliga a las universidades a buscar esa financiación en bancos y multinacionales que cobran elevados intereses, a endeudarse con ellos.

Los derechos son indivisibles, si hoy suben el coste de la matrícula a los más débiles es porque ya están pensando en subirlo a todos los estudiantes. Es evidente que no solo estamos afectados los estudiantes no comunitarios, sino que también lo están: todos los estudiantes, los profesores y el resto de trabajadores de la universidad. Es inaceptable que, nadie que defienda la universidad pública y el futuro de la juventud pueda aceptar tal atropello.

Por tanto, exigimos a los gobiernos de la Generalitat y del Estado la retirada inmediata del plan de ajuste que implica el recorte del 10% del presupuesto de la universidad pública previsto para 2012, y, en contraposición, demandamos un aumento de la financiación pública para la mejora de los servicios y el mantenimiento de la investigación en las universidades públicas.

Los estudiantes no comunitarios, contribuimos como los demás, pagamos nuestros impuestos, directos e indirectos como todo el mundo. ¿Entonces, por qué se nos quiere tratar de manera diferente?

Nuestra subsistencia y educación no es gratuita, nos supone un enorme esfuerzo, a nosotros, a nuestras familias, desplazarnos desde tan lejos para llevar a cabo el sueño de muchas personas en nuestros respectivos países de tener una carrera universitaria, de ser personas autónomas, con una formación que nos permita vivir con dignidad y también, ser útiles a la sociedad.

Los estudiantes no comunitarios costeamos de media 6000 euros por persona al año y por la misma regla de “tres” estarán ahorrando 2.700.000 euros al año.  No solo pagamos la matricula sino que también consumimos y contribuimos activamente en la economía y pagando además un seguro medico privado, requisito imprescindible para que un estudiante no comunitario pueda cursar sus estudios en España.

Si la medida que pretende implantar la Generalitat Valenciana sale adelante, la Universidad y la comunidad valenciana van a perder muchos ingresos ¿quién los va a poner? Seguramente los alumnos españoles, a los que se les subirán las tasas; algunos deberán dejar de estudiar, lo que supondrá menos ingresos, etc.; se trata de un círculo vicioso infernal que debemos impedir obligando a que se retiren los recortes presupuestarios.

Parece claro: la Generalitat dice (o se cree) que subiendo el coste de las matrículas va a conseguir recaudar más, se equivoca, al contrario, se desplomarán los ingresos puesto que muchas de esas personas ‘no comunitarias’ dejarán de estar matriculadas. Todo esto nos lleva a una única conclusión sobre la motivación de esta medida, y es que sólo hay un objetivo: expulsarnos del sistema para ahorrar costes.

Queremos insistir en que los alumnos extranjeros que estudiamos hoy en la Comunidad Valenciana seremos los mismos que en un futuro abriremos los mercados de nuestros respectivos países a las Empresas Valencianas en particular y españoles en general, ofreciendo así oportunidades de crecimiento, expansión y cooperación  a todo el tejido empresarial de nuestra tierra de adopción.

Aplicar esta subida significaría echar a un colectivo que aporta riqueza a nuestras aulas, riqueza cultural y de pensamiento que sin lugar a dudas contribuye a elevar el nivel de la enseñanza. Al terminar nuestro ciclo formativo nos gustaría pensar en la Comunidad Valenciana como lo que es: tierra de adopción de oportunidades y de igualdad.

Si asumimos esta lógica, estamos renunciando a esos valores de equidad, integración y solidaridad que sostienen la universidad pública y estaremos dándole la espalda a muchas personas que han depositado su confianza y sus esperanzas en un futuro mejor a través de la formación universitaria.

Hacemos un llamamiento a las asociaciones de estudiantes, a las asociaciones de inmigrantes, a los sindicatos UGT y CC OO, a la confederación empresarial valenciana,  a los partidos políticos y a todas las organizaciones progresistas a exigirlo con nosotros, y a movilizarnos conjuntamente hasta conseguir la retirada del recorte de los presupuestos de la Universidad para 2012, que busca dejar los estudios universitarios sólo para los hijos de las pocas familias que puedan pagarlos al precio de mercado.




Siguiente
« Anterior
Anterior
Siguiente »
0 Comentarios

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.