Proverbios y refranes africanos

Los refranes y proverbios son fuente de conocimiento y transmisión de nuestra cosmovisión. Ofrecemos una muestra de estas maravillosas muestras de sabiduría popular africana siempre aplicables a la vida cotidiana. Al lado de cada refrán referimos la cultura o el país al que pertenece y debajo una breve interpretación.

   

No es bueno que los dientes riñan con la lengua. (Baulé)
Quienes dependen los unos de los otros deben entenderse.

Se admira a los carneros donde faltan los toros. (Fulani)
La mediocridad es alabada donde no hay excelencia.

El río sigue su curso sin esperar al sediento. (Kikuyu)
El que quiere algo debe procurárselo.

No conviene aplaudir demasiado al bailarín, porque puede dar un paso en falso. (Bamileke)
Las excesivas alabanzas conducen a la pereza y al error.

El carcelero es un prisionero más. (Bamileke)
El que hace sufrir está atado a su propia maldad.

No preguntes al cazador sobre su caza si vuelve con setas. (Ashanti)
Hay que evitar humillar a la gente.

Aunque salgas a cazar elefantes, no desprecies al caracol. (Mbede)
Por muy ambiciosos que sean tus proyectos no deprecies las pequeñas ganancias.

El ojo no soporta cargas, pero sabe la carga que puede soportar la cabeza. (Wolof)
No es necesario experimentar algo para conocerlo.

La sal no dice de sí misma que es salada. (Abé)
La gente oculta sus defectos.

No importa cuánto tiempo un tronco pase en el agua, nunca llegará a ser cocodrilo. (Bambara)
Cada individuo tiene su personalidad aunque pretenda ser otra cosa.

Lo que el viejo ve por estar sentado, no lo percibe el joven que esta de pie. (Bambara)
Los ancianos tienen una visión sosegada y detallada de las cosas.

La mentira puede correr un año, la verdad la alcanza en un día. (Nigeria)
Cuando llega la verdad es siempre superior a la mentira.

Muchas palabras no llenan un cesto. (Yoruba)
Lo que cuentan son los hechos y no la palabrería.

Las huellas de las personas que caminaron juntas nunca se borran. (Kongo)
Los que fueron amantes o amigos siempre se recordarán mutuamente y los efectos de sus actos perduran.

Cuando dos elefantes luchan es la hierba la que sufre. (Uganda)
Las riñas de los poderosos hacen sufrir a los que tienen debajo.

El cazador no se frota con grasa y se pone a dormir junto al fuego. (Nigeria)
Una persona experimentada no se expone inútilmente al peligro.

Antes de pedirle ropa a un hombre, mire la ropa que él lleva. (Yoruba)
Mira la conducta y modos de vida de alguien antes de imitarle o pedirle algo.

Hasta que los leones tengan sus propios historiadores, las historias de caza siempre glorificarán al cazador. (Igbo)
El punto de vista de los perdedores no es tenido en cuenta aunque sea el verdadero.

El matrimonio es como un cacahuete, hay que romper la cáscara para ver lo que hay dentro. (Akan)
No hay que dejarse llevar por las apariencias respecto a la vida matrimonial de los demás.

La lluvia moja las manchas del leopardo pero no se las quita. (Akan)
Cada uno tiene su propia naturaleza inmutable.

Si los cocodrilos comen sus propios huevos qué harían con la carne de una rana. (Nigeria)
No hay que exponerse a sufrir la crueldad de los malvados.

Un hombre no vaga lejos de donde se está asando su maíz. (Nigeria)
No es prudente alejarse de la fuente de alimento o riqueza.

Aquéllos que llegan antes al río encuentran el agua más limpia. (Kenya)
El esfuerzo es recompensado.

Una persona que se cambia de ropa siempre se oculta mientras se está cambiando. (Kenya)
La traición se fragua a escondidas.

Un asno siempre da las gracias con una coz. (Kenya)
Hay gente que jamás aprecia el bien que se le hace.

Muchos nacimientos significan muchos entierros. (Kenya)
Todo hecho positivo presagia un hecho negativo.

Las cosas importantes quedan en el cajón. (Kenya)
Lo realmente importante se mantiene oculto.

No se envía a un muchacho a recoger miel. (Kenya)
Las misiones difíciles exigen experiencia.

¿Si un mono está entre los perros, por qué no aprende a ladrar? (Nigeria)
La naturaleza de cada cual es inmutable.

Las tareas de un elefante nunca son demasiado pesadas para él. (Zimbabwe)
Los grandes personajes no desprecian el trabajo.

Si usted puede caminar, usted puede bailar; Si usted puede hablar, usted puede cantar. (Dinka)
Siempre se puede ir un paso más allá con un poco de esfuerzo.

Para rehusar curarte, te pide cuernos de perro. (Bayaka)
Cuando alguien no quiere ayudarte te pedirá algo imposible a cambio de su ayuda.

Una enfermedad que se cura no necesita de muchos adivinos. (Yaka)
Lo que es obvio salta a la vista.

Una enfermedad que vuelve es mortal. (Yaka)
Las cosas negativas que suceden dos veces son realmente peligrosas.

El cazador busca la pieza, la pieza no busca al cazador. (Yaka)
Uno mismo debe esforzarse por conseguir lo que le interesa.

Cuando el león envejece hasta las moscas le atacan. (Chagga)
Todos se ceban con el líder caído.

El dueño de la casa sabe donde gotea su tejado. (Bornu)
Cada uno conoce los defectos y problemas que hay en su familia.

La piel del leopardo es bonita, pero su corazón malvado. (Luba)
Hay que cuidarse de las apariencias.

Quién escucha la voz del anciano es como un árbol fuerte; quién se tapa los oidos es como una rama al viento. (Maasai)
Es conveniente escuchar los consejos de los ancianos.

Una mentira puede matar mil verdades. (Asanti)
La mentira es fácilmente creída por la gente.

Trabajar el campo es duro, pero más dura es el hambre. (Kikuyu)
Hay que esforzarse para no sufrir las consecuencias de la pereza.

El mal penetra como una aguja y luego es como un roble. (Etíopía)
Una pequeña intriga puede volverse muy destructiva.

Los tambores de guerra son tambores de hambre. (Sudáfrica)
La guerra trae el hambre, el desacuerdo trae miseria.

Cuando un hongo ha crecido, ya no vuelve a entrar en la tierra. (Luo)
Cuando las cosas salen a la luz ya no se pueden ocultar.

El cazador que habla demasiado, llega a casa de vacío. (Maasai)
El que presume demasiado no consigue nada.

Quien hace preguntas no es tonto. (Swahili)
El que quiere saber algo tiene que preguntarlo sin vergüenza.

Cada arroyo tiene su fuente. (Zulu)
Todas las cosas tienen un origen, una razón de ser.

Cada hombre deja sus huellas. (Kikuyu)
Por sus hechos se conoce a las personas.

Un perro no entra en una casa donde hay hambre. (Mongo)
Hay que analizar bien la situación antes de pedir nada.

Si no tapas los agujeros, tendrás que reconstruir las paredes. (Swahili)
Hay que resolver los problemas antes de que se hagan demasiado grandes.

Quién guarda dos termiteros, vuelve de vacio. (Haya)
El que quiere hacer más de lo razonable acaba por perder toda ganancia.

Es más fácil para una hormiga transportar una montaña que mover a los que mandan. (Mongo)
Los gobernantes no hacen caso de los gobernados.

El día nunca retrocede de nuevo. (Tupur)
Las cosas que han sucedido ya no tienen vuelta atrás. 

Si molestas a un perro, molestas a su dueño. (Ruanda)
No conviene meterse con quien tiene jefes poderosos.

Las lenguas de los que critican son como las patas de las moscas, aterrizan en cualquier cosa que encuentran. (Duala)
Los que critican no reparan a quien hacen mal.

Nosotros trabajamos en la superficie, las profundidades son un misterio. (Bahaya)
La vida guarda un secreto sentido, siempre es más lo que se desconoce que lo que se sabe.

No se puede enseñar el camino al gorila viejo. (Fang)
Las personas experimentadas saben lo que hacen, no conviene intentar enseñarles.

No puedes esconder el humo si encendistes fuego. (Burundi)
Las malas acciones siempre dejan un rastro.

No se enseña a una jirafa a correr. (Kwanyama)
No pretendas enseñar a un experto.

La espina saldrá por donde entró. (Bamileke)
Los problemas se solucionan encarándolos.

Un amigo es como una fuente de agua durante un viaje largo. (Kikuyu)
Los amigos son un remanso de paz en medio de los problemas de la vida.

Hay más sabiduría escuchando que hablando. (Kikuyu)
Es más sabio el que escucha que el que habla demasiado.

Un amigo trabaja a la luz del sol, un enemigo en la oscuridad. (Acholi)
Los malvados planean sus fechorías a escondidas los buenos realizan sus acciones a la vista de todos.

La boca hace deudas, pero los brazos pagan. (Ewe)
El imprudente que habla demasiado acaba pagándolo con su esfuerzo.

Entre hermanos, si la prueba se gana o se pierde, da lo mismo. (Ekonda)
La amistad es más importante que el éxito.

El río se llena con arroyos pequeños. (Bateke)
Las pequeñas obras resultan en algo importante, la paciencia da grandes frutos.


Refranes interpretados por: Antumi Toasijé



Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.