Golpe de estado fallido en Níger ¿Quién tiene algo contra Mahamadou Issoufou?


Mahamadou Issoufou

El presidente nigerio Mahamadou Issoufou acaba de escapar a una “tentativa de asesinato” urdida por elementos de la guardia presidencial. Es por lo menos lo que relatan ciertos medios informados por una “fuente de la seguridad pública".

Entonces ¿qué pasa, mientras que todo el mundo está de acuerdo en reconocer que fue elegido tras una votación democrática y transparente? La prueba es que incluso su principal adversario Seini Oumarou, un cacique del régimen de Tandja, que las ha pasado canutas, ha hecho las paces con él. Todo esto había producido alegría más allá de las fronteras de Níger. Pero, los demócratas, acostumbrados a contestaciones post electorales, temían estas escenas de violencias que perjudican el continente. Y desde entonces, creíamos que Níger había vuelto a los carriles de la democracia sobre todo porque Mahamadou Issoufou pensaba hacer de la buena gobernanza política su caballo de batalla.


En todo caso, todo parecía marchar sobre ruedas, pero no se comprende por qué se ha llegado a querer atentar contra la vida del jefe del Estado. ¿Tuvo bastante tiempo para aplicar su proyecto de sociedad del que se había servido en plena campaña como un viático? Podemos contestar sin ambages que no, porque, hasta en un año de ejercicio del poder, siguiendo las contingencias, sería prematuro incluso subjetivo realizar un balance negativo de un jefe de Estado en función de su proyecto de sociedad.

Entonces ¿Es el trabajo de saneamiento de la administración y de las finanzas públicas, que Mahamadou Issoufou acometió desde su llegada, lo que le vale tal odio? En todo caso, Níger no necesita registrar un golpe de Estado más en su historia, ya turbulenta, desde su acceso a la independencia, en 1960. Ha tenido bastante.

El país es considerado un ejemplo de democracia en la subregión, sobre todo desde que el presidente americano, Barack Obama, en su preocupación por mostrar su apoyo, está a punto de recibir al presidente Issoufou junto con otros tres jefes de Estado de África subsahariana, el 29 de julio, en la Casa Blanca. No obstante, si podemos felicitarnos por que el régimen nigerio pudo desbaratar este golpe de estado conspirado por elementos visiblemente contrarios a la democracia, es porque tememos que este incidente augure un nuevo clima de desconfianza, marcado por una persecución y más arreglos de cuentas. Así como hemos visto recientemente en Guinea, este otro país constantemente presa de “complots”.

Publicado en Le Pays, Burkina Faso, el 26 de julio de 2011.
Traducido por Kaoutar Inchaallah, estudiante de Lenguas Extranjeras Aplicadas en la universidad de Lyon, colaboradora en prácticas con la Fundación Sur.
Fuentes: Fundación Sur y Afroconciencia.
Siguiente
« Anterior
Anterior
Siguiente »
0 Comentarios

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.