Venezuela: “Que te definas negro, mulato, zambo o afrodescendiente es lo superficial”

Marisabel Blanco
Caracas, 24 May. AVN.- Marisabel Blanco durante más de dos años fue el enlace entre el Ministerio del Poder Popular para la Cultura y las Comunidades Afrodescendientes. Hoy, aunque sigue en la lucha por consolidar las reivindicaciones de la población afrovenezolana, no está de acuerdo con que la discusión se centre en el uso o no del término “negro”.
Apunta que la población afrodescendiente ha sido excluida durante muchos años por una discriminación velada, sublime, tapada.
Por ello considera que la importancia de una Ley contra la discriminación racial está relacionada con ofrecer herramientas para que muchas personas hagan valer sus derechos “en espacios públicos o privados, ante la solicitud de empleo, en el reconocimiento de su talento y capacidades, y en la reivindicación de sus condiciones de vida”.
"Sólo el hecho de que haya sido pensada, formulada y que se esté discutiendo una Ley contra la discriminación es un avance", expresó.
La incomodidad de algunas personas sobre el tema de esta ley para Blanco es simplemente miedo al futuro. "Un miedo de sectores que han estado gozando de beneficios y tienen miedo de compartir la felicidad, ese bienestar".
Países como Brasil y Ecuador, donde ya se han diseñado políticas públicas dirigidas a la población afrodescendiente, son dos modelos que coloca Blanco a la hora de ilustrar logros. Con respecto a Venezuela expresa: “Estamos en pañales”.
Para ella, en el país “nos cuesta centrarnos en lo importante” y se cae en “el debate efímero” sobre si se debe llamar negro, mulato, o afrodescendiente. “Eso no es lo importante”, dice.
“Que te definas negro, mulato, zambo o afrodescendiente es lo de menos, es lo superficial, lo que está en el fondo es lo trascendente” explica.
Blanco señala que el reconocimiento como afrodescendiente está vinculado directamente con la reivindicación de la historia y de valores, con la visibilización de una cultura a la par de las demás, y está convencida que el asumir la ascendencia africana, es una postura política.
Explica que a partir de esta posición se pueden generar acciones coordinadas de gobiernos, colectivos, individualidades, universidades, de investigadores, para saldar deudas de colectivos que han sido históricamente discriminados por su condición étnica.
“Donde se ha asumido la afrodescendencia como parte de la agenda pública se han tenido logros importantes, representación política, cargos a nivel de dirección de instituciones, beneficios en cuanto a atención de salud, educación, el reconocimiento de la oralidad, de la lengua, de los aportes históricos, en la medicina, en la gastronomía, etc”.
Por Agencia venezolana de noticias: 

Siguiente
« Anterior
Anterior
Siguiente »
0 Comentarios

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.