Nuevo disco de Baron Ya Búk-Lu

AFROBEATZIAKO
VIDA Y, ESPERANZA AL AFROBEAT


Por el Profesor: A. Olo Mibuy

La música, para Baron, se ha convertido en una constante vital de su existencia. Su ritmo contextualizado en cada tiempo y espacio, la hace, no solo original, sino propone el inicio de un nuevo camino de combate que pasa por el redescubrimiento y revalorización de las propias raíces, para conquistar, desde ahora, la identidad diversificada y enriquecedora de la cultura humana.

El nuevo trabajo de Baron, viene como siempre, arropado de grandes colaboraciones como; Aqeel (L.A.), Negro Bey (GQ), Eyama (GQ), Krazé Negrozé (GQ/Torrejónde Ardóz) y, la magnífica realizacion del productor y guitarrista Sergio Barcia, sintetiza una particular estrategia artística combatiente. Se trata de la sublimación de tres momentos esenciales de la propia experiencia, perfectamente coincidentes con los recuerdos resistentes del subconsciente (infancia) las peripecias agravadas en las circunstancias del presente, (realidad actualizante) y el futuro incierto, pendido en el vacío diario de nuestros “gritos” afrobeatliticos.

La intimidad rítmica del trabajo continuado de Baron, está precisamente, movida por la obsesionada búsqueda de las propias raíces y, la lucha para que las propias raíces africanas sean cada vez, un ingrediente insustituible en la permanente conquista de la modernidad tecnocientífica de hoy.

Obviamente, el Afrobeat es el ritmo adecuado para acompañar la expresión sentimental de la creatividad de BARON, como parte del eco de muchas generaciones africanas que se esfuerzan en ahondar su existencia en las raíces turbulentas de su pasado para remar, en la corriente del presente, hacia el sueño posible y, definitivo hecho de raíces propias, de vida y, del Afrobeatziako.

Siguiente
« Anterior
Anterior
Siguiente »
0 Comentarios

Nota importante: las opiniones expresadas en los artículos de Africanidad.com no son necesariamente las de su redacción o las de Centro Panafricano. Los comentarios están moderados y pueden tardar varios días en publicarse, sólo se publicarán si el lenguaje es respetuoso.